EE.UU. busca voto de Chile para condenar a Cuba por DD.HH.

El Gobierno de Lagos es uno de los votantes que no ha dado a conocer su opción. Ya Brasil, Argentina y México han manifestado su disposición a abatenerse.

Fidel Castro
El régimen de Castro ha criticado la situación de la base estadounidense de Guantánamo.
WASHINGTON.- El Departamento de Estado norteamericano reconoció hoy que "hay contactos al más alto nivel" con las autoridades de Chile para lograr que se ponga del lado estadounidense y apoye una condena a Cuba por la situación de Derechos Humanos en la comisión respectiva de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Así lo afirmaron hoy altos funcionarios del Departamento de Estado, que ofrecieron una conferencia de prensa para exponer el punto de vista de Washington ante el LX Período de Sesiones de la Comisión de Derechos Humanos que se celebra este mes en Ginebra.

"Tenemos buenos contactos con los gobiernos de varios países de América Latina sobre esta resolución y los miembros latinoamericanos de la Comisión tienen la mente abierta", manifestó el secretario adjunto de Estado para Asuntos Internacionales, Kim Holmes.

Holmes aseguró que el texto de resolución que se presentará este año, y que posiblemente se votará el 15 ó el 16 de abril, "es más fuerte que el año pasado", algo que responde a la condena y el encarcelamiento hace un año de más de 70 disidentes cubanos.

Chile es uno de los países que no ha decidido aún su voto, a la espera de estudiar el texto de la resolución que condena al régimen de Fidel Castro. Sin embargo, países como Argentina, Brasil y México han expresado su disposición a abstenerse en esta materia.

En el caso de México, fuentes del Departamento de Estado afirmaron a EFE que "será decisivo lo que decida en última instancia el presidente Vicente Fox".

En el caso de Nicaragua, El Salvador y Perú, éstos apoyarán ante la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de la ONU el proyecto de resolución elaborado por Honduras, a instancia de Estados Unidos, para condenar la política de Cuba en materia de Derechos Humanos.

Holmes se mostró optimista sobre los respaldos que se puedan añadir al texto elaborado por Honduras y consideró que "al final la mayoría de países democráticos en Latinoamérica harán frente a sus responsabilidades" y criticarán la política cubana.

La CDH está integrada por 53 miembros y celebra cada año en estas fechas un período de sesiones de seis semanas en el que participan los representantes de los estados que la conforman, de países en calidad de observadores y de organizaciones no gubernamentales.

En la actualidad, 11 países latinoamericanos participan en ella: Chile, México -hasta final de 2004- , Argentina, Brasil y Paraguay -hasta 2006- y Costa Rica, Honduras, Guatemala, Perú, República Dominicana y la propia Cuba -hasta 2007-.

Holmes reconoció que la presencia de Cuba en la CDH es un elemento añadido de dificultad -"algo con lo que tenemos que contar pese a todo"-, por lo que consideró que el paso dado por Honduras para patrocinar la resolución tiene un valor añadido.

El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, acusó la semana pasada a Tegucigalpa de seguir el juego a Washington y advirtió de que esta situación perjudicará los contactos entre Honduras y Cuba, que restablecieron relaciones diplomáticas en 2002 tras una ruptura de 40 años.

Pérez Roque consideró "vergonzosa" la actitud del gobierno hondureño y el presidente del país centroamericano, Ricardo Maduro, señaló que de lo único que se trata es de "principios y democracia".

El texto presentado por Honduras "lamenta los hechos ocurrido el año pasado en Cuba", en referencia a la ola represiva contra disidentes y periodistas.

En el borrador de resolución también se "insta al Gobierno de Cuba para que coopere, dentro del pleno ejercicio de su soberanía, con la representante del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, facilitándole el cumplimiento de su mandato".

Se hace referencia así a la resolución aprobada por la CDH el 17 de abril de 2003, en la que se urgía a Cuba a permitir la visita de este representante para que evaluara la situación de las libertades fundamentales en la isla, y que La Habana nunca aceptó.

Los debates en Ginebra se prevén caldeados, como lo fueron durante la última reunión de la CDH el pasado 25 de marzo.

En ella, el representante cubano, Juan Antonio Fernández, pidió a EE.UU. que antes de hablar de derechos humanos resuelva la situación de los detenidos desde hace dos años en la base militar de Guantánamo (Cuba) sin derecho a abogado, ni a juicio.

El representante estadounidense, Richard Williamson, se lo tomó casi por lo personal y replicó: "que una rana nos llame feos, no va a desalentarnos".
Efe
Lunes, 5 de Abril de 2004, 16:33
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion