Edificio "pepinillo" causa revuelo en Londres

Los 40 pisos y 180 metros de alto de las oficinas de Swiss Re son un reflejo de la nueva tendencia arquitectónica de respetar el medio ambiente y de diseñar edificios interesantes.


El pepinillo forma parte de una tendencia por encontrar diseños de edificios interesantes para Londres y otras partes del mundo.
LONDRES.- La inauguración oficial del edificio de oficinas de Swiss Re en la capital británica (más conocido como "el pepinillo" debido a su forma) está causando gran revuelo en la City de Londres no sólo por su peculiar diseño, sino que además por representar un ícono moderno del respeto al medio ambiente.

El hombre detrás de este singular proyecto es John Coomber, gerente general de Swiss Re, una de las compañías reaseguradoras más grandes del mundo. Su idea principal era que los más de 3 mil empleados de la compañía trabajaran juntos en un solo lugar, pero también quiso enviar un mensaje público sobre temas ambientales como los cambios climáticos y el diseño sustentable.

El edificio de 40 pisos y 180 metros de alto diseñado por la conocida oficina de arquitectos Foster & Partners y construido por Ove Arup & Partners, fue concebido usando el concepto que los arquitectos conocen como 'modelo paramétrico', un sistema que también usan los diseñadores de aviones.

"Hicimos todos los modelos y todas las simulaciones computacionales que nos permitieran explorar la forma en que el edificio se vería dentro de la ciudad. Y aún hoy me sorprendo al ver las inesperadas aristas que el edificio sigue ofreciendo para quienes lo miran desde distintas partes de Londres, y al apreciar los hermosos reflejos que recibe de los otros edificios que lo rodean", señala Sir Norman Foster, de Foster & Partners.

El edificio comenzó a ser construido hace 4 años sobre los terrenos de la antigua Bolsa del Báltico. Una de sus principales características es que consumirá un 50% menos energía que un edificio de oficinas tradicional y liberará en el aire la mitad de las emisiones de carbono que arrojan construcciones similares. Asimismo, el aire fresco y la luz natural provendrán de unos innovadores pozos de luz que surtirán a todos los pisos de la torre. Las corrientes de aire son atraídas hacia ventiladores que se mueven lentamente y permiten ventilar las oficinas de todo el complejo.

Puesto que las ventanas se podrán abrir -lo que es un real lujo en las construcciones modernas- el "pepinillo" necesitará muy poco aire acondicionado. Por ello, el techo es transparente y no contiene ningún tipo de instalación técnica. De hecho, en la parte superior del edificio se encuentran los restaurantes y bares para los ocupantes del edificio.

En las cercanías de la torre se han instalado tiendas y cafés que enfrentarán una enorme plaza circular construida alrededor del edificio. Asimismo, durante el verano, las ventanas abiertas darán la impresión de un gran pino que se alza sobre la ciudad, recibiendo y reflejando las más diversas tonalidades de la luz natural y artificial de la ciudad.

Los empleados que trabajan en la compañía también se verán beneficiados con el diseño del edificio. De hecho, el imaginativo diseño de interiores ya ha sido calificado como "uno de los mejores ambientes de trabajo de Londres". La compañía deseaba que el edificio uniera al personal en vez de separarlo. Para ello, en lugar de que las oficinas estuvieran una arriba de la otra, ellas están ordenadas como una espiral al interior de la torre, lo que entrega una sensación de espacio, mayor libertad y armonía.

Finalmente, Sir Norman Foster señala: "El pepinillo forma parte de una tendencia por encontrar diseños de edificios interesantes para Londres y otras partes del mundo". Y, de hecho, ya son varios los planes por construir "pepinillos" en otras partes del Reino Unido y Europa.
El Mercurio en Internet
Miércoles, 14 de Julio de 2004, 12:25
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion