Enfrentamientos en Irak dejan 27 muertos y 72 heridos

Unidades norteamericanas apoyadas por fuerzas iraquíes, llevaron a cabo un amplio ataque contra grupos insurgentes en la ciudad de Tall Afar, situada a 70 kilómetros al oeste de Mosul, en las primeras horas de la mañana.

BAGDAD.- Al menos 27 iraquíes murieron y otros 72 resultaron heridos hoy durante intensos enfrentamientos entre tropas estadounidenses e insurgentes en la pequeña ciudad de Tall Afar, en el norte de Irak, informaron médicos hospitalarios.

Unidades norteamericanas apoyadas por fuerzas iraquíes, llevaron a cabo un amplio ataque contra grupos insurgentes en la ciudad norteña, situada a 70 kilómetros al oeste de Mosul, en las primeras horas de la mañana.

El Ejército de Estados Unidos cree que Tall Afar se ha convertido en las pasadas semanas en un nuevo feudo de los rebeldes, que también organizan desde esta localidad el flujo de combatientes extranjeros y armas a través de la cercana frontera con Siria.

Mientras, continúan los bombardeos norteamericanos en Falluja por tercer día consecutivo. Según un comunicado militar, la aviación estadounidense atacó sobre las 02.21 de la mañana un "objetivo seguro" en Falluja, a unos 50 kilómetros de Bagdad, donde supuestamente se refugiaban varios seguidores del terrorista jordano Abu Musab al Zaraqui.

Un portavoz militar norteamericano dijo a EFE no tener constancia de víctimas en este bombardeo, que la nota define como "operación quirúrgica".

Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Sanidad afirmó a EFE que el ataque tuvo como blanco una vivienda del barrio Ameriyat Al Falluja, al norte de la ciudad, y acabó con la vida de al menos ocho personas.

Por su parte, el director general del Hospital de Falluja, Ahmad Tahir, aseguró que al menos cinco personas perdieron la vida en el ataque, entre ellas dos mujeres, y que otras diez resultaron heridas.

De acuerdo con los militares, dentro de la casa se encontraban tres seguidores de Zarqaui y que no había más personas presentes en el lugar, según informaciones "obtenidas de varias fuentes iraquíes".

Estos ataques son la respuesta de la Fuerza Multinacional, liderada por EE.UU., al atentado con coche bomba que el pasado lunes acabó con la vida de siete infantes de marina norteamericanos y tres miembros de la Guardia Nacional iraquí en los alrededores de Falluja.

Hasta el momento, todos los intentos de los norteamericanos para acabar con la vida de Zarqaui, el hombre más buscado en Irak, que Washington vincula con Al Qaeda, han sido inútiles y han dejado un número elevado de víctimas civiles.

Varios testigos citados por la radio iraquí dijeron que al menos tres casas quedaron completamente destruidas durante el nuevo bombardeo.

Este ataque se produjo pocas horas después de que un helicóptero norteamericano de transporte Chinook se estrellara en los alrededores de Falluja.

"Ningún miembro de la tripulación del resultó herido de gravedad", aseguró otro comunicado del Ejército estadounidense.

Mientras tanto, al menos 17 personas murieron esta mañana y otras 51 resultaron heridas durante una operación lanzada por fuerzas estadounidenses e iraquíes en la ciudad de Talafar, en los alrededores de Mosul, a uno 450 kilómetros al norte de la capital.

Según el Ejército estadounidense, este ataque está encaminado "a restaurar el control del legitimo Gobierno iraquí en la región de Tal Afar".

La operación militar se produce tras diversos atentados contra las fuerzas de seguridad iraquíes y el propio Ejército de EE.UU. en la región de Mosul.

Talafar, al igual que Falluja, se encuentra, de facto, en manos de la resistencia y los militares norteamericanos no patrullan por sus calles desde el verano pasado.

Algo alejada del llamado "triángulo suní", Talafar es una ciudad controlada por la minoría turcomana que lucha por su independencia de la mayoría árabe de Irak, y que ve asimismo una grave amenaza en la hegemonía kurda en el norte del país.

El gobernador de la provincia de Nínive, donde se encuentra Talafar, Dureid Kashmula, solicitó a la Fuerza Multinacional una intervención militar en la zona para recuperar el control y restaurar el orden, según el mismo comunicado estadounidense.

Esta nota asegura que los ataques continuarán en la región de Tal Afar hasta que "se hayan eliminado todas las amenazas y la gente pueda volver sana y salva a sus domicilios".
Agencias
Jueves, 9 de Septiembre de 2004, 08:16
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion