Miles recuerdan a Yitzhak Rabin en la plaza donde fue asesinado

Según el calendario judío se cumple el noveno aniversario del asesinato de Rabin.

30 de Octubre de 2004 | 16:34 | EFE
TEL AVIV.- Decenas de miles de personas se concentraron hoy en la Plaza Yitzhak Rabin de Tel Aviv, al concluir la jornada del descanso sabático, para recordar al primer ministro en el noveno aniversario de su asesinato por un estudiante de leyes.

La concentración popular, según la fecha del calendario hebreo, se llevó a cabo donde el 4 de noviembre de 1995 le mató de tres balazos por la espalda Igal Amir, condenado a cadena perpetua, y se caracterizó por la ausencia de personalidades políticas.

El acto, en el que participaban alrededor de 100.000 personas, tuvo entre otros protagonistas al alcalde de Tel Aviv, al ex Gran Rabino Israel Meir Lau, al catedrático Avishai Braverman y famosos artistas de la música popular.

El actual líder del Partido Laborista, Simon Peres, que sucedió a Rabin en el poder tras el magnicidio, acudió a la plaza para depositar una ofrenda floral bajo estricta vigilancia policial y con un chaleco antibalas, debido a amenazas de extremistas de la derecha nacionalista que también afectaban al primer ministro, Ariel Sharon.

Sharon pidió excusas esta semana, frente a su tumba en el cementerio de Jerusalén, por haber participado en una campaña de incitación promovida por activistas de la derecha contra Rabin, al que comparaban con los nazis, por sus planes para concertar la paz y "separarse" de los palestinos tras los acuerdos de Oslo (1993).

Detractores del actual jefe del Gobierno, según advertencias de los servicios secretos (Shin Bet), están decididos a asesinar ahora también a Sharon debido a su iniciativa para evacuar la franja palestina de Gaza y desmontar 25 asentamientos israelíes.

La concentración popular se celebró con el lema: "Sí a la paz, no a la violencia".

Entre los manifestantes, muchos lucían pancartas de apoyo al plan de Sharon, que militaba en la oposición cuando Rabin fue asesinado minutos después de pronunciar un mensaje, en la misma plaza ante una congregación de pacifistas.

Alrededor de 2.000 agentes de policía guardaban el orden en la plaza del magnicidio. No se informó de incidentes.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores