Schwarzenegger niega perdón a condenado a muerte

Donald Beardslee se convertirá, salvo que intervenga el Tribunal Supremo de EE.UU., en el preso número once que se ejecuta en California desde que restauró el cumplimiento de las penas de muerte en 1978.

18 de Enero de 2005 | 21:42 | EFE
SAN FRANCISCO.- El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, rechazó hoy el perdón para Donald Beardslee, quien salvo intervenciones de última hora se convertirá esta noche en el primer ejecutado en los tres últimos años en este estado.

La ejecución por inyección letal de Beardslee, un veterano de la Fuerza Aérea de EE.UU. de 61 años, condenado por el asesinato de dos mujeres en 1981, está prevista para un minuto después de la medianoche del martes (05.01 GMT del miércoles).

Sus abogados alegaron que cuando disparó a Stacey Benjamin, de 19 años, y ahogó a Patty Geddling, de 23, el condenado padecía una enfermedad mental agravada por daños en el cerebro.

Beardslee, que estaba en aquel momento en libertad condicional por su posible participación en otro homicidio, se confesó culpable de ambos asesinatos y fue sentenciado a la pena de muerte en 1984.

"Los tribunales estatales y federales han afirmado su culpa y la sentencia, y nada en su petición indica que no comprendiese la gravedad de sus acciones", dijo Schwarznegger en un comunicado.

"No creo que las pruebas presentadas justifiquen la clemencia en este caso", añadió el gobernador.

California es el estado de EE.UU. con más presos -un total de 640- en el corredor de la muerte, pero raramente administra la pena.

Beardslee se convertirá, salvo que intervenga el Tribunal Supremo de EE.UU., en el preso número once que se ejecuta en California desde que restauró el cumplimiento de las penas de muerte en 1978.

Los abogados de Beardslee plantearon una sentencia ante el Supremo alegando que la inyección letal es un método cruel y que los jurados del caso estuvieron injustamente influenciados cuando decidieron sobre su culpabilidad.

Schwarzenegger denegó hace un año el perdón a otro preso condenado por la muerte de cuatro personas en 1983.

Un tribunal de apelaciones decidió posteriormente frenar la ejecución de aquel preso, que alegó que su caso no había sido investigado adecuadamente.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores