Ex presidente de México podrá ser juzgado por genocidio

Luis Echeverría gobernó México entre 1970 a 1976 período en el que se llevó a cabo la llamada "guerra sucia" o represión por parte de agentes del estado en contra de simpatizantes de izquierda.

MEXICO DF.- La Suprema Corte de México votó el miércoles a favor de que el ex presidente Luis Echeverría sea juzgado por crímenes relacionados con una matanza de estudiantes en 1971.

Los magistrados, que votaron 3-2 a favor del que sería un inédito juicio a un ex mandatario mexicano, señalaron que el delito de genocidio, por el que puede ser juzgado Echeverría, no ha prescrito para él ni para su ex ministro de Gobernación (Interior), Mario Moya.

Echeverría gobernó México entre 1970 a 1976, es decir, en parte del período en el que se llevó a cabo la llamada "guerra sucia" o represión por parte de agentes del estado en contra de simpatizantes de izquierda.

La oficina del fiscal especial para delitos del pasado ha promovido las acusaciones de que Echeverría, de 83 años de edad, habría ordenado la masacre en la que murieron entre 12 y 40 estudiantes durante una manifestación en la Ciudad de México.

El caso regresará ahora a una corte menor para que decida si existe suficiente evidencia para que sea otorgada la orden de arresto.

El juicio contra Echeverría es una prueba de fuego para el presidente Vicente Fox, quien ha prometido castigar la represión del pasado y terminar con la impunidad de funcionarios públicos después de siete décadas de gobiernos de un mismo partido, el PRI, que terminaron cuando asumió la presidencia en el 2000.

El fiscal especial que condujo el caso dijo que la decisión es una victoria para los esfuerzos de Fox.

"La corte dijo que un jefe de Estado mexicano no puede usar el fuero para perpetrar atrocidades", dijo el fiscal, Ignacio Carrillo. "Es un avance importantísimo", agregó.

Echeverría ha negado cualquier participación en la masacre y su abogado dijo el miércoles que el cargo de genocidio no era apropiado para el crimen.

La Suprema Corte decidió que el delito no había prescrito ni para Echeverría ni para Moya, porque ambos habían gozado de inmunidad mientras ocuparon sus cargos, que dejaron en 1976, fecha en la que inició el tiempo para la vigencia del delito, de 30 años.

Defensa alega enfrentamiento

El abogado de Echeverría, Juan Velásquez, aseguró que "no hubo genocidio, hubo un enfrentamiento. Una cosa es un acto de represión y otra cosa es genocidio", añadió a periodistas, tras la decisión de los magistrados.

Activistas de derechos humanos describieron el fallo como un buen paso, pero cuestionaron la solidez de la acusación de genocidio.

"Es esperanzador que vayan a ser responsables por los crímenes que cometieron", dijo Laurie Freeman, de la organización de derechos humanos Washington Office on Latin America.

"Pero soy bastante pesimista porque la corte aún tiene que acreditar que los crímenes de los que están acusados constituyeron genocidio, y no parece que haya muy buenos argumentos para esto", agregó.

Investigadores dicen que Echeverría ordenó a un grupo paramilitar atacar a los estudiantes con pistolas, garrotes y cadenas el 10 de junio de 1971 en la capital, como parte de una represión sistemática en contra de disidentes.

Una corte menor había negado hace casi un año los cargos en contra de Echeverría, alegando que el delito había prescrito, pero el fiscal especial, Ignacio Carrillo, llevó el caso a la Suprema Corte.

La Suprema Corte dijo también que otros nueve funcionarios de menor rango, acusados también en la investigación de la masacre, no podrían ser juzgados porque ellos no gozaron de inmunidad.

Cientos de activistas murieron o desaparecieron a manos de fuerzas de seguridad en la "guerra sucia" de las décadas de 1960 a 1980 bajo los gobiernos del PRI.

Carrillo también quiere levantar cargos en contra de Echeverría por otra matanza de estudiantes en 1968, considerada el capítulo más sangriento y sin resolver de la persecución a disidentes del gobierno.

El ex presidente era entonces ministro de Gobernación (Interior). Carrillo buscará acusarlo a él y a otras personas por genocidio y secuestro en la matanza del 2 de octubre de 1968 en la central plaza de Tlatelolco en la Ciudad de México, días antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos.
Miércoles, 15 de Junio de 2005, 19:49
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion