Detenciones masivas en Egipto por atentados

"Este acto criminal, cobarde, que busca desestabilizar a Egipto, reforzará nuestra determinación de continuar la lucha contra el terrorismo y erradicarlo", afirmó el presidente Hosni Mubarak.

CHARM EL CHEIJ, Egipto.- Egipto lanzó una verdadera campaña de detenciones masivas en busca de los responsables de los atentados de la madrugada del sábado en la localidad turística de Charm el Cheij, que dejaron al menos 90 muertos.

Estos atentados, los más letales en la historia del país, se produjeron a seis semanas de las elecciones presidenciales y asestaron un duro golpe al régimen del presidente Hosni Mubarak, cada vez más expuesto al terrorismo islamista.

Las fuerzas de seguridad egipcias lanzaron tras los atentados -dos de ellos suicidas y perpetrados con coche bomba- una verdadera cacería, arrestando a decenas de personas en el Sinaí (nordeste), según fuentes de seguridad.

Entre los arrestados figuran dos hombres que habían sido recientemente liberados tras su detención en el marco de la investigación de los atentados que en octubre costaron la vida a 34 personas en Taba, otro balneario de la región del Sinaí.

"Este acto criminal, cobarde, que busca desestabilizar a Egipto, reforzará nuestra determinación de continuar la lucha contra el terrorismo y erradicarlo", afirmó Mubarak en una intervención televisada tras visitar el lugar de los atentados.

Los ataques, que tuvieron como blanco un hotel, un estacionamiento y un mercado de la ciudad vieja, fueron reivindicados por un grupo vinculado a la red terrorista Al Qaida.

"Esta operación es una respuesta a las fuerzas del mal que hacen correr la sangre de musulmanes en Irak, Afganistán, Palestina y Chechenia", afirma un comunicado del "grupo Al Qaida en el país de Levante y en Egipto" difundido en internet.

Acusado por los islamistas de aliarse con Washington, El Cairo es también vivamente criticado por Israel, que lo responsabiliza de no haber logrado reprimir a los activistas de la zona del Sinaí tras los atentados de Taba.

El juicio a tres hombres (uno de ellos aún prófugo) sospechosos de vínculos con los ataques de Taba, debía reanudarse este domingo en Ismailiya, al nordeste de El Cairo.

Mientras tanto, los forenses prosiguen con la identificación de las víctimas de Charm el Cheij. Fuentes médicas explicaron que algunos cadáveres están carbonizados y son muy difíciles de identificar, y advirtieron que el número de muertos podría aumentar porque muchos heridos están en estado crítico.

"Nunca ví tantas personas destripadas y heridas hororosas en mi vida. No sabía a quién atender primero", afirmó una enfermera del hospital de Charm el Cheij.

Mientras las autoridades egpcias aseguran que miles de turistas continúan en el balneario sobre el mar Rojo, otros cientos acortaron su estadía y decidieron regresar a sus países.

En la noche del sábado, numerosos turistas, principalmente de países del Golfo, de Europa y de Rusia, esperaban ómnibus para dejar Charm el Cheij.

El jefe de la Oficina de Lucha Antiterrorista israelí, Dani Arditi, exhortó nuevamente el domingo a los turistas de su país a no viajar al Sinaí.

Joya del turismo egipcio, Charm el Cheij ha sido sede de varias conferencias internacionales, principalmente sobre el proceso de paz en Oriente Medio, y Mubarak tiene allí una residencia en la que se instala parte del año para recibir a sus huéspedes.
AFP
Domingo, 24 de Julio de 2005, 05:06
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion