Buzos españoles hallan 260 kilos cocaína adosados al casco de un buque

La Guardia Civil española detuvo a 18 ucranianos que transportaban la droga en el barco de bandera chipriota, al parecer desde Colombia.

05 de Septiembre de 2005 | 12:53 | EFE
ALMERÍA, España.- La Guardia Civil y las autoridades aduaneras de España detuvieron a 18 ucranianos e incautaron 260 kilos de cocaína que estaban ocultas bajo el casco de un buque que transportaba 160.000 toneladas de carbón.

La droga fue hallada el domingo por un grupo de buzos que inspeccionaron minuciosamente el buque "Cape Kassos", fondeado en el puerto de Carboneras (Almería), informaron hoy el delegado de la Agencia Tributaria, Ambrosio Benedicto, y el comandante de la Guardia Civil en Almería José Hernández.

Según ambos funcionarios, la droga incautada podría haber alcanzado en el mercado negro un valor de entre 18,3 y 24,4 millones de dólares.

En el operativo fueron detenidos el capitán del mercante, de 38 años y nacionalidad ucraniana, como supuesto autor de un delito contra la salud pública, y 17 tripulantes, también ucranianos.

La droga estaba dentro de dos cilindros que habían sido adheridos a la parte exterior del casco del barco, próximos a los estabilizadores, "para pasar desapercibidos".

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil investigan y analizan los movimientos del "Cape-Kassos", de bandera chipriota, que salió del puerto español de Gijón (Asturias, norte) para cargar carbón en el puerto colombiano de Cartagena de Indias y trasladarlo a la central térmica que la eléctrica Endesa tiene en Carboneras.

Según las fuentes, este hallazgo, enmarcado en la operación "Bolívar", constituye la incautación de cocaína de gran pureza "más importante localizada en la zona oriental de Andalucía", a pesar de su "ingenioso" sistema para ocultarla.

Las investigaciones comenzaron hace varios meses y se habían centrado en este buque al sospechar las autoridades que podría estar dedicándose a transportar cocaína desde Colombia a España.

Según la Guardia Civil, más de seis horas de inmersiones fueron necesarias para encontrar la droga y poderla sacar a tierra debido a la envergadura del mercante y a su calado, dado que se trata de un buque de 300 metros de eslora y 45 de manga.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores