Cuarta jornada electoral marcada por incidentes en Egipto

La convocatoria del sábado es para cerrar la segunda fase de unas elecciones marcadas por un avance histórico de los Hermanos Musulmanes.

EL CAIRO.- La cuarta jornada de las elecciones legislativas en Egipto estuvo marcada este sábado por incidentes entre los jueces que supervisan los comicios y los policías que los obstaculizan.

La convocatoria del sábado es para cerrar la segunda fase de unas elecciones marcadas por un avance histórico de los Hermanos Musulmanes. La organización islámica no está sin embargo en condiciones de derrotar al partido del presidente Hosni Mubarak.

Ciento veintiún escaños siguen en liza tras la primera vuelta celebrada el domingo pasado en Alejandría y otros puertos del norte del país.

La primera fase se concentró en El Cairo y las regiones del delta del Nilo. La tercera y última está prevista para el 1 y el 7 de diciembre.

Prohibida pero tolerada, la organización islamista suma 47 diputados desde el inicio de las elecciones, el 9 de noviembre, contra un total de 15 en la asamblea saliente. Cuarenta y uno de sus candidatos aspiran a un escaño en esta segunda fase.

Por su parte, el Partido Nacional Demócrata (PND) en el poder ha ganado hasta ahora 120 escaños. La asamblea tiene 444 diputados electos y otros 10 designados por el presidente.

Mientras las fases anteriores dieron lugar a una corrupción casi generalizada, así como a graves actos de violencia, la jornada del sábado estuvo marcada por un conflicto abierto entre jueces y policías.

El vicepresidente de la corte de casación, Hicham Bastawisi, dijo a la AFP que se registraron incidentes entre jueces que supervisan las elecciones y policías que impedían el acceso de los electores a los centros de votación.

Los jueces, que en algunos lugares como en Alejandría tuvieron que soportar también los insultos de la policía, decidieron suspender totalmente la votación en 15 colegios electorales y denunciar los hechos al ministerio de Justicia.

Después de la primera vuelta del domingo pasado, el club de los magistrados (sindicato) protestó por la actuación de unos hombres armados y aparentemente relacionados con el PND que sembraron el terror en varias ciudades.

Los jueces pidieron el miércoles al ejército que protegiera los colegios electorales, alegando colusión entre la policía y esos hombres.

"Lo que ocurre hoy es odioso, vamos a sacar el fraude a la luz del día", dijo Ahmed Mekki, dirigente del club de magistrados.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a 260 Hermanos Musulmanes, según una fuente judicial. Otros 460 habían sido arrestados antes de la primera vuelta.

"La policía está instrumentalizada por el PND para impedir que se exprese la voluntad popular", declaró el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Esam al Eryan.

Para las ONG, es una táctica del poder para impedir el voto de los Hermanos Musulmanes, los más motivados en estas elecciones en las que la participación ha rondado el 25% en cada jornada electoral.

Dos meses después de las primeras presidenciales plurales, que Mubarak ganó con el 88% de los votos, las legislativas eran consideradas como una nueva etapa en el lento proceso de democratización iniciado por el régimen bajo presión estadounidense.
AFP
Sábado, 26 de Noviembre de 2005, 10:30
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion