Consejo Seguridad acordó resolución sobre Irán

Los cinco miembros permanentes y Alemania fijaron el próximo 31 de agosto como fecha límite para que los persas suspendan sus actividades de enriquecimiento de uranio.

NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de la ONU alcanzó prácticamente hoy un acuerdo para la adopción de una resolución que exige a Irán que suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio antes del 31 de agosto.

Alemania, Francia y Reino Unido, que impulsaron el documento, prevén presentarlo oficialmente el sábado, para que se pueda someter a votación el próximo lunes, según informó el presidente del Consejo, el embajador francés, Jean Marc de la Sabliere.

El diplomático aseguró que los cinco miembros permanentes del Consejo -China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia-, y Alemania, que negocian el tema nuclear iraní, están de acuerdo con el texto, pero falta esperar el visto bueno de los diez miembros no permanentes del Consejo.

En el borrador de resolución se insta a Irán a cumplir con todas las demandas y resoluciones del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), que son esencialmente para establecer la confianza y asegurar que el propósito de sus programas nucleares es para fines pacíficos.

Concretamente, se exige a Teherán que suspenda todas sus actividades de enriquecimiento de uranio y de reprocesamiento, y se dice que la OIEA verificará su cumplimiento.

El 31 de agosto es la fecha que han fijado para que el director de la OIEA, Mohammed Elbaradei, presente un informe de evaluación sobre la implementación de la resolución.

En el texto también se expresa la convicción de que la suspensión de estos programas contribuirá a la búsqueda de una solución diplomática y negociada.

De este modo, se apoya el trabajo realizado por los seis países que negocian el tema iraní y por el Alto Representante en Política Exterior de la Unión Europea (UE), Javier Solana, quien presentó el pasado 6 de junio un paquete de incentivos a Irán.

En otro de los apartados del documento, se pide a los Estados miembros que, acorde a sus legislaciones nacionales, ejerzan vigilancia y eviten transferir materiales y tecnología a Irán que puedan servir para enriquecer uranio o para su programa balístico.

El embajador estadounidense en la ONU, John Bolton, resaltó que la resolución es "obligatoria" y que si Irán no cumple en su totalidad con las demandas, el Consejo estudiará nuevas medidas, entre ellas sanciones económicas y políticas, como se acordó en la reunión ministerial del pasado 12 de julio.

En dicha reunión, celebrada en París, los ministros de los seis países negociadores decidieron remitir de nuevo el dossier nuclear iraní al Consejo para que se adopten medidas de presión graduales para que Irán responda afirmativamente al paquete de incentivos ofrecido por la comunidad internacional.

El embajador de Rusia, Vitaly Churkin, clarificó que el documento no implica sanciones, ya que está redactado bajo el artículo 40 del Capítulo VII de la Carta de la ONU, que sólo contempla "medidas provisionales" que no son punitivas.

Hasta el momento, Irán no se ha pronunciado sobre la oferta de incentivos propuesta por la comunidad internacional, y dijo que daría una respuesta el próximo 22 de agosto.

Este paquete de incentivos incluye tecnología nuclear de punta para uso civil, un reactor de agua ligera, así como ventajas económicas y garantías de seguridad regional.
EFE
Viernes, 28 de Julio de 2006, 17:38
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion