Tormenta de gran magnitud sale de Colorado y entra a las planicies

El frente de mal tiempo ha dejado masas de nieve de hasta tres metros de alto y hielo sobre grandes tramos carreteros del estado.

30 de Diciembre de 2006 | 23:02 | AP

DENVER.— Una enorme tormenta invernal que se extiende desde Canadá hasta México abandonó las Rocallosas el sábado, con lo cual evitó que la ciudad de Denver sufriera otra gran nevada, pero a la vez atrapó a conductores de autos más al este.


La tormenta avanzó hacia el sector oriental del estado, apilando masas de nieve de hasta tres metros de alto y dejando hielo sobre grandes tramos carreteros.


Se había calculado que iban a caer otros 30 centímetros o más de nieve sobre Denver, pero la tormenta avanzó hacia el noreste desde Nuevo México hacia Texas. Algunos sectores del oriente de Colorado esperaban nevadas de hasta 60 centímetros, además de fuertes vientos.


"Todavía se trata de una tormenta muy poderosa", indicó el meteorólogo Jim Kalina, del Servicio Meteorológico Nacional.


Efectivos de la Guardia Nacional, en vehículos de tracción diseñados para viajar sobre nieve, sacaron 18 automóviles atrapados en el Condado Baca en la parte sureste de Colorado y patrullaban los caminos principales buscando otros vehículos en la misma situación.


La tormenta, que afectó los viajes por avión en Denver el jueves y viernes, esparció nevadas desde Nuevo México hasta las Dakotas y generó fuertes tormentas eléctricas en la parte baja del Valle del Misisipi.


La carretera interestatal 70, además de varias vías que corren de este a oeste, permanecieron cerradas desde el área de las montañas Rocallosas avanzando hacia el este y al interior de Kansas. La interestatal 25 con dirección sur hacia Nuevo México estuvo cerrada en los límites del estado.


El viernes, las principales aerolíneas cancelaron 20% de sus vuelos en el Aeropuerto Internacional de Denver. Pero las autoridades se mostraron optimistas de que evitarían el cierre del aeropuerto, tal y como ocurrió la semana pasada por otra tormenta, que dejó a 4.700 pasajeros varados.


Igual que hizo la semana anterior, el gobernador Bill Owens declaró el estado de emergencia y las autoridades instaron a los residentes a permanecer en casa.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores