Demócratas y republicanos llegan a acuerdo sobre reforma migratoria en EE.UU.

El pacto, que aún debe ser aprobado por el pleno del Senado, permitiría regularizar a millones de indocumentados.

WASHINGTON.- El senador demócrata Ted Kennedy anunció hoy un acuerdo con los republicanos sobre una reforma migratoria en el Senado estadounidense, que permitiría regularizar a millones de indocumentados, aunque su aprobación por el pleno de esa cámara todavía no está asegurada.


"El 2007 es el año para arreglar nuestro sistema" de leyes migratorias, dijo Kennedy.


"Oportunidades como éstas no son muy comunes", señaló asimismo en alusión al apoyo de senadores de ambos partidos al proyecto.


Esta iniciativa es "la mejor oportunidad que tendremos en años de asegurar nuestras fronteras, (y) sacar a millones de personas de las sombras", estimó.


"Hay un amplio acuerdo en duplicar el número de guardias fronterizos" y en que "12 millones de trabajadores indocumentados que están aquí deberían tener la posibilidad de ganar su legalización", añadió Kennedy enumerando algunas líneas generales del proyecto acordado.


"Si este proyecto se convierte en ley, dará una oportunidad histórica para millones de personas, sostuvo.


Kennedy hizo el anuncio en una conferencia de prensa en la que también se encontraban el secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff, y el secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez.


El anuncio ocurre tras varias semanas de negociaciones que encabezó Kennedy con su par republicano Jon Kyl, para lograr un acuerdo que permita abrir el debate y aprobar una reforma migratoria en el plazo fijado por el demócrata Harry Reid, que vence a fines de mes.


Entre las figuras que apoyan el proyecto, estuvo presente el postulante a la nominación presidencial republicana y senador por Arizona, John McCain, quien el año pasado había lanzado junto a Kennedy una iniciativa de reforma de las leyes de inmigración.


El acuerdo, que tiene como punto número uno el refuerzo de la seguridad fronteriza, no sedujo a varios demócratas y por tanto no tiene todas las garantías de ser aprobado tal cual.


"Cuando dicen que 'todos hemos aceptado el acuerdo', yo no lo siento así", declaró el senador hispano Bob Menéndez (Nueva Jersey), uno de los demócratas que lidera el debate sobre la reforma.


Según fuentes demócratas, varios senadores de ese partido no son partícipes del acuerdo, porque no autoriza el reagrupamiento de las familias de inmigrantes. Asimismo, dudan seriamente de que pueda funcionar un sistema de contratos temporales incluido en el proyecto, tal como ha sido elaborado.

AFP
Jueves, 17 de Mayo de 2007, 14:36
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion