Talibanes advierten con matar a rehenes surcoreanos si "se usa fuerza" para liberarlos

Portavoz del grupo dijo que cualquier empleo de la fuerza sería imposible, pues "tenemos suficientes luchadores para defender los lugares donde se encuentran retenidos".

KABUL.- El portavoz talibán, Qari Mohammed Yousif Ahmadi, advirtió hoy a DPA que el grupo matará a los 22 rehenes surcoreanos si el gobierno afgano emplea la fuerza para liberarlos, después de que el viceministro del Interior afgano, Munir Mangal, dijera que su gobierno lo haría como última alternativa.

Mangal, que dirige el equipo del gobierno afgano para garantizar la liberación segura de los 22 rehenes, dijo a dpa que "las conversaciones (con los talibán) continúan y esperamos que se solucionen de forma pacífica, pero si no hay otro modo, por supuesto que los militares serán el último resorte para resolverlo".

El portavoz talibán, Qari Mohammed Yousif Ahmadi, dijo que cualquier empleo de la fuerza sería imposible, pues "tenemos suficientes luchadores para defender los lugares donde se encuentran retenidos (los surcoreanos) e incluso si no pudieran hacerlo (liberarlos) estarían matando a los rehenes".

"Usar la fuerza significaría pedir su muerte, ésa no es la manera, queremos resoler esto de forma pacífica", dijo Ahmadi a dpa durante una conversación telefónica.

Los talibán piden la puesta en libertad de ocho prisioneros a cambio de los rehenes, "pero el gobierno afgano pone excusas como que los prisioneros están en manos de las tropas estadounidenses o que entre ellos se encuentran altos funcionarios, algo que es mentira, se trata simplemente de talibán", dijo el portavoz, que añadió que los surcoreanos se encuentran en mal estado de salud debido a las condiciones de vida y que están empezando a mostrar señales de problemas psicológicos por la experiencia traumática que están viviendo.

Desde el 19 de julio, cuando el grupo fue secuestrado en el sur de Ghazni en su camino de Kabul a Kandahar, los talibán dieron varios ultimátum, pero todos vencieros sin que hubiera avances. El miércoles los secuestradores mataron a tiros al líder del grupo, el pastor Bae Hyung Kyu, de 42 años, aunque la causa de su muerte no está totalmente clara. El más reciente ultimátum se promulgó ayer viernes durante un tiempo indeterminado.

Los funcionarios afganos alegaron que los secuestradores dificultan las negociaciones por tener exigencias diversas y variables que evitaron los avances: unos piden dinero y otros la puesta en libertad de prisioneros. Hoy sábado tanto la parte afgana como la talibán confirmaron que las negociaciones continúan, aunque no hay señal de una rápida solución.

El enviado surcoreano, Baek Jonj-Chun, secretario presidencial apr ala seguridad, llegó a Kabul en la noche del viernes para mantener conversaciones con funcionarios afganos, incluido el presidente Hamid Karzai, con quien se reunirá hoy, según la agencia Yonhap, con el fin de garantizar el regreso seguro de sus compatriotas a su país.

Por otra parte, tres soldados de la OTAN y dos afganos perdieron la vida en combates separados en el país, en los que también murieron numerosos rebeldes, mientras 13 soldados extranjeros resultaron heridos, informaron hoy funcionarios.

Dos soldados de las Fuerzas de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) fueron asesinados y otros 13 heridos durante disparos ocurridos en el este del país ayer viernes, informó la ISAF. Los combates dejaron también un soldado afgano muerto y otro herido, junto a un civil afgano que trabajaba para la ISAF. Mientras tanto, otro soldado de la ISAF murió ayer en el sur del país, según otro comunicado. No se conocen sus nacionalisdades, aunque en esa región la mayoría de los soldados estacionados son canadienses, británicos y estadounidenses.

Además un soldado afgano y varios rebeldes murieron esta mañana en combates en el sur de Afganistán, informó el Ejército estadounidense. Según la versión militar, las fuerzas de seguridad afganas respondieron al ataque de los rebeldes cerca de la ciudad de Keshay, en la provincia de Uruzgán, y recibieron el apoyo aéreo de las tropas de la coalición dirigida por Estados Unidos, que atacó determinadas posiciones de los rebeldes. En el lugar se halló un escondite de armas. No se reportaron víctimas civiles.

En otro incidente separado, las fuerzas de la ISAF alcanzaron a un líder talibán en el sur del país, dijo la ISAF, añadiando que "fuentes confiables sugieren que un líder talibán, Qari Faiz Mohammed, murió o fue seriametne herido en una operaciónd el 23 de julio.
DPA
Sábado, 28 de Julio de 2007, 05:05
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion