Liberan a sospechosos de atentado contra Evo Morales en Bolivia

El gobierno, por su parte, calificó la decisión del fiscal como "un peligro para la seguridad pública", ya que de acuerdo a su versión tienen "fundadas razones" para creer que se podía tratar de un magnicidio.

20 de Junio de 2008 | 20:54 | AP
LA PAZ.- Un fiscal de la ciudad de Santa Cruz dejó en libertad a dos personas que, según el gobierno, preparaban un supuesto atentado en contra del presidente Evo Morales.

El fiscal Willians Torres, que atendió el caso en la ciudad oriental de Santa Cruz, dijo telefónicamente a la AP que liberó a los detenidos porque fueron sorprendidos por la policía en un sitio distante al aeropuerto donde llegó Morales.

Dijo que en sus declaraciones los jóvenes afirmaron que iban de cacería. "No es un delito portar armas. No había razón para que siguieran detenidos, pero las investigaciones continuarán", agregó.

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, lamentó la decisión de la fiscalía y dijo que el arma decomisada a uno de los individuos es un fusil mauser con mira telescópica que "tiene un alcance de 300 metros y alto poder destructivo".

"El accionar del fiscal Torres es un peligro para la seguridad pública. Pedimos al Ministerio Público que acompañe las tareas de la policía y apoye el control de armamento por seguridad de los ciudadanos y del presidente", señaló.

Más temprano, el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Sacha Llorenti, afirmó en conferencia de prensa que la policía detuvo a los dos sospechosos, uno de ellos, en un aeropuerto de Santa Cruz poco antes del arribo del presidente.

Morales visitó el jueves la localidad de Cotoca, cercana a Santa Cruz, con un fuerte dispositivo de seguridad e hizo entrega maquinaría para la construcción de escuelas.
"El gobierno tiene fundadas razones para creer que se trataba de una tentativa de magnicidio", advirtió Llorenti.

El funcionario explicó que los sospechosos pertenecen a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), un grupo de choque de derecha vinculado a opositores que habitualmente promueven disturbios antigubernamentales.

El gobierno acusó en varias oportunidades a la UJC de promover disturbios en su contra y de alentar ataques racistas en contra de migrantes indígenas del occidente del país.

"Uno de ellos portaba un fusil con mira telescópica y aproximadamente 300 cartuchos para esa arma. Las intenciones están claras y se investiga quiénes están detrás de este atentado en contra de la seguridad del presidente. Es un caso gravísimo", dijo Llorenti a los periodistas.

El dirigente de la UJC, David Cejas, dijo a la AP que los dos detenidos no pertenecen a esa agrupación y acusó al gobierno de "hacer un montaje".

Santa Cruz es el principal reducto de la posición a Morales. En mayo la región se autoconvocó a referendo para aprobar un estatuto de autonomía en abierto desafío al gobierno central. El Ejecutivo ha perdido el control de varias instituciones de esa región, entre ellas la justicia.

En varias ocasiones las autoridades reclamaron a la fiscalía actuar de oficio para detener a los instigadores de la violencia, pero sus llamados no fueron atendidos. Recientemente Rada dijo que la UJC es un grupo paramilitar.

Opositores al gobierno han impedido la llegada del mandatario a diversas localidades del país. La última fue el sábado en la localidad fronteriza de Villamontes, en el sur donde Morales y su colega paraguayo Nicanor Duarte debieron presidir una ceremonia de integración. El acto fue traslado a un cuartel vecino.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores