Tormenta Hanna mantiene alerta a expertos en Florida

Aunque es probable que se debilite, los especialistas no descartan que golpee la costa del Golfo de México junto con el huracán Gustav.

MIAMI.- Mientras el poderoso huracán Gustav avanzaba sobre el Golfo de México el domingo, la tormenta tropical Hanna se trasladaba hacia el este de Florida, inmersa en complicadas condiciones climáticas que imposibilitaron estimar su rumbo y posible nivel de fuerza.


La octava tormenta tropical de la temporada de huracanes del Atlántico 2008 podría fácilmente terminar sobre Cuba, generar fuertes lluvias a los condados del centro de Florida o trasladarse rumbo al norte, hacia Carolina del Sur.


Hasta el momento, era imposible señalar si la tormenta podría o no eventualmente terminar en los yacimientos petroleros de Estados Unidos en el Golfo de México, dijeron expertos.


"Desafortunadamente, aún hay una considerable incertidumbre con los pronósticos", dijo Jamie Rhome, especialista del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami. "Es imposible decir que este sistema hará esto o aquello", agregó.


La tormenta se vio implicada en un nivel de fuerza que dificultaba su desarrollo, y se debilitaría en dos días. Entonces, una nueva depresión abatiría a Hanna, trayendo consigo una gran incertidumbre en torno al posible cizallamiento del viento (la diferencia en la velocidad del viento en distintos niveles de la atmósfera) mientras se acerca hacia la cadena de islas de Bahamas.


El cizallamiento del viento puede disolver tormentas. "Al final del rumbo proyectado los vientos podrían ceder levemente", dijo Rhome.


Ninguno de los modelos de computadoras utilizados para predecir los trayectos de las tormentas proyectó la presencia de Hanna en el sudeste de Estados Unidos en este punto, indicó el experto, agregando que dicha posibilidad aún se veía bastante lejana.


Por otra parte, algunos analistas petroleros indicaron el viernes que uno de los modelos de computadoras disponibles para los expertos mostró que eventualmente Hanna tocaría suelo en la costa del Golfo de México, cerca de Nueva Orleans, donde se prevé la llegada del huracán Gustav para el lunes, convertido en un peligroso ciclón.


Esos reportes generaron la preocupación en los mercados energéticos, que temen un potencial doble impacto de Gustav y Hanna sobre las 4.000 plataformas petroleras del Golfo de México, que generan un cuarto del crudo estadounidense y un 15 por ciento de su gas natural.


Tras su paso en el 2005, los huracanes Katrina y Rita destruyeron más de 100 plataformas, generando un fuerte aumento en los precios del crudo, que en ese entonces tocaron máximos históricos.

Reuters
Domingo, 31 de Agosto de 2008, 10:51
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion