Comunidad gay en EE.UU. pide a Obama no olvidarse de sus derechos

En Nueva York, Boston, Washington, San Francisco, Los Ángeles y Chicago miles de personas rechazaron la prohibición del matrinomio entre personas del mismo sexo.

NUEVA YORK.- Homosexuales y lesbianas de todo Estados Unidos reclamaron este sábado al presidente electo, Barack Obama, que no se olvide de su situación y de los deseos de muchos de ellos de tener los mismos derechos que el resto de la población para contraer matrimonio.


Más de una docena de ciudades estadounidenses, desde Nueva York, Boston o Washington, en la costa este, a San Francisco o Los Ángeles, en el oeste, pasando por Chicago, celebraron este sábado manifestaciones en contra del resultado de la votación que el pasado 4 de noviembre en California llevó, en ese estado, a la prohibición de los matrimonios entre personas del mismo sexo.


"Acuérdate de nosotros Obama" o "Sí podremos" eran las leyendas de algunas de las pancartas de los manifestantes en Nueva York en referencia a las esperanzas que ese colectivo tiene depositadas en el presidente electo de EU y al lema en favor del cambio que el senador por Illinois tuvo en su campaña con su "Sí podemos".


Grupos y colectivos sociales han convocado las manifestaciones en todo el país a través de Internet, así como a través de redes sociales en línea como Facebook o Twitter.


"No estoy seguro de lo que Obama va a hacer. Los derechos humanos son algo muy importante en este país... Los políticos dicen mucho y luego hacen lo que quieren. Obama es un hombre muy inteligente y espero que nos ayude", dijo Mike, uno de los manifestantes en Manhattan.


Las protestas en todo EU se han producido a raíz de la aprobación en California de la denominada "Proposición 8", que define el matrimonio entre hombres y mujeres, pero no entre personas del mismo sexo.


En Estados Unidos son dos los estados, Massachusetts y Connecticut, en donde están legalizados los matrimonios entre personas del mismo sexo, y aunque California era el tercero, por el resultado de esa votación ha quedado fuera de esa legalidad.


En la actualidad, el Tribunal Supremo de California tiene pendientes varios juicios en los que los demandantes piden que anule esa votación.


"Somos de San Francisco y ese día (4 de noviembre) sentí que me quitaban un derecho. Estamos aquí de viaje y queríamos que nuestra voz se dejara oír", dijo la californiana Gibson, junto a su esposa.


En 30 estados del país se han aprobado prohibiciones de los matrimonios entre homosexuales, y en otros como Arizona y Florida sus legislaciones estatales han autorizado enmiendas constitucionales para prohibir esas uniones.


En otros como Nueva York, cuya legislatura estatal está ahora dominada por los demócratas, se espera que legislen en favor de la legalización de esos matrimonios.


En la manifestación neoyorquina, que se desarrolló en torno al Ayuntamiento de la Gran Manzana, sus miles de participantes desplegaron pancartas de solidaridad como "California, sentimos tu dolor", otras reivindicativas como "Derechos Gays = Derechos humanos" y algunas del tipo "Todos los hombres merecen un marido como el mío".


De manera general, el tono festivo dominó esta manifestación, que se desarrolló de manera pacífica y sin incidentes en un día lluvioso y frío en la Gran Manzana, coloreado por las banderas arcoiris, que representan al movimiento homosexual.


Los homosexuales neoyorquinos informaron también de que están recogiendo firmas para enviar una carta al reverendo y legislador estatal demócrata por Nueva York, Rubén Díaz, quien se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo.


"Es bien importante que la comunidad latina conozca que merecemos los mismos derechos que tiene todo el mundo", dijo el actor puertorriqueño Emanuel Xavier.


Mientras, otra de las manifestantes, Laura, aseguró que "la batalla ya está ganada. En cinco o diez años echaremos la vista atrás y veremos que la polémica ha sido absurda".


La presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, Christine Quinn, quien es la primera homosexual en ocupar ese puesto, se refirió, por su parte, a que en el resultado de la votación californiana la prohibición ganó por muy pocos votos.


"Fue un resultado muy ajustado en un gran estado como California. La próxima vez que se lleve a las urnas ganaremos y demostraremos que los californianos son estadounidenses decentes" , afirmó Quinn en su discurso a los manifestantes.

EFE
Sábado, 15 de Noviembre de 2008, 22:54
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion