Correa cree que Piñera "es una grata sorpresa"

El presidente de Ecuador cree que Piñera no forma parte de una derecha traidcional, sino que tiene una visión muy integracionista.

BUENOS AIRES.- El presidente ecuatoriano Rafael Correa señaló que su par chileno, Sebastián Piñera, "es una grata sorpresa" y que tiene "una visión muy latinoamericanista", a la vez que elogió al mandatario venezolano, Hugo Chávez, de quien dijo "estar muy cerca".

"Nos preocupaba un poco el giro que podía dar Chile (con el cambio de gobierno) en el campo internacional, pero las participaciones de Sebastián Piñera a nivel de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y en la cumbre Unión Europea-América Latina han sido extraordinarias", afirmó Correa en una extensa entrevista que publica hoy el diario "La Nación".

Indicó que "con todo respeto" a su "querida amiga Michelle Bachelet", la política económica en Chile "siempre fue de derecha. No cambió mucho con respecto a Pinochet. Cambió la política social. Y cualquier gobierno algo sensible de derecha o de izquierda va a continuar con esa política social".

Aseguró que "de ningún modo" Piñera, quien asumió el pasado 11 de marzo, forma parte de una derecha tradicional sino que "tiene una visión muy latinoamericanista, muy integracionista. Eso es muy importante. Es una grata sorpresa".


Elogios para Chávez

Sobre Chávez, explicó que son más las cosas que los unen que las que los diferencian y remarcó: "Somos líderes de izquierda, del nuevo socialismo, obviamente vamos a estar muy cerca".

Correa sostuvo que no cree que la propiedad privada "esté en peligro en Venezuela".


"También Chávez cree en la propiedad privada, pero en democratizarla, que es lo que estamos tratando de hacer en Ecuador. Ha habido unos abusos terribles por parte de ciertas inversiones privadas y hay sectores donde la propiedad privada debe tener límites. Por ejemplo, en los recursos no renovables", opinó.

El mandatario ecuatoriano indicó que el pueblo ecuatoriano no lo eligió "para ser Mister Simpatía" y dijo que el ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa y sucesora, Cristina Fernández, "obviamente son parte del socialismo del siglo XXI, dentro del espectro hacia la izquierda" y subrayó que "tienen posiciones muy progresistas".

Correa gobierna su país desde el 15 de enero de 2007 y fue impulsor de una polémica reforma constitucional que le permitió, elecciones mediante, iniciar otro mandato en 2009 y seguir gobernando hasta 2013, cuando podría aspirar a mantenerse en el poder hasta 2017.

El jefe de Estado ecuatoriano está casado con Anne Malherbe, ciudadana belga que sigue trabajando como profesora de francés, y es padre de tres chicos, Sofía (16 años), Dominique (13) y Miguel (8). Asegura que la vida pública es muy exigente y comenta que si fuera por su esposa no se presentaría a elección para otro período presidencial.

Aseguró que se iría a su casa si existiera alguien que pudiera continuar "con razonable éxito" su proyecto.

"Si algo funciona, ¿por qué no seguir eligiéndolo? ¿Es democrático decir "usted tiene sólo dos períodos"? No quiere decir que yo quiera eso. Soy académico. Es algo conceptual. Creo que nadie busca perennizarse, o perpetuarse, en el poder", dijo.

Correa sostuvo que el socialismo del siglo XXI del que habla a veces es criticado por ciertas formas o matices autoritarios, "por supuesto" se puede hacer en esta época sin caer en la restricción de ciertas libertades.

"Podría decir que el socialismo lo que busca es ampliar la libertad. Libertad sin justicia es lo más parecido a esclavitud. Por ejemplo, aquí hablamos de la libertad, pero ¿qué libertad tiene un obrero cuyo dilema es aceptar un salario de miseria o quedarse en el desempleo? Porque en países como Ecuador no hay subsidio para desempleo. ¿Eso es libertad? Eso es explotación", explicó.

"¿Quién ha ganado más elecciones en este continente que Chávez? Podemos estar de acuerdo o no con lo que dice, pero decir que en Venezuela no hay libertad... Lo que pasa es que la democracia era buena mientras ganaban los que tenían que ganar. Ahora que ganan los pueblos, las grandes mayorías, ya las elecciones no sirven, tienen que mandar los perdedores", indicó.

Sobre las críticas que recibe por su gestión, Correa aseguró que nadie lo puede acusar "de ladrón, de perezoso, de antipatriota".

"Dicen que le respondo a la prensa y que les digo mediocres. Y que me pongo enojado y que pierdo la paciencia. ¡Son formalismos, por favor! Uno es un ser humano. Y si usted nos compara con otros gobiernos, otros presidentes, trabajamos mucho más, nos preocupamos mucho más, entonces por supuesto que vamos a cometer errores, pero son errores de forma. Veamos el fondo", pidió.

"Alguna vez alguien dijo que la peor desgracia de un político es que no tengan de qué criticarlo. Porque se lo van a inventar. Ya le dije: el pueblo ecuatoriano me eligió para una misión, no para ser Mister Simpatía", afirmó.

dpa
Domingo, 30 de Mayo de 2010, 13:20
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion