Pincoya Reggae 21/04/2000

21 de Abril de 2000 | 00:00 |
Con la excusa de la edición de su segundo disco, Alabanza... por la fuerza de la razón, revivimos el largo camino que transformó a esta banda en una de las más importantes del país. Esta es su historia.

Raúl Márquez
(21/04/2000)


La población La Pincoya, ubicada en el sector norte de Santiago, fue el lugar elegido para realizar la sesión de fotos para esta nota. La idea era llevar a la banda reggae hasta las calles de sus orígenes. El problema fue que la aparición de sus integrantes provocó un revuelo tal, que el desorden culminó con el robo de una de las cámaras del reportero gráfico.

Una clara muestra de que, tal como la música reggae surgió de los ghettos de Trenchtown, en Jamaica, Gondwana también se inició en un barrio marginal con altos niveles de delincuencia.

También, al igual que iconos del estilo como Bob Marley o Peter Tosh, el grupo chileno llegó a convertirse en uno de los músicos más vendedores del país en los últimos dos años. Su álbum debut, Gondwana (1998), sonó insistentemente en las radios con los singles Chainga langa, Sentimiento original y Armonía de amor. Y transcurridos dos años desde su edición, aún mantiene un alto nivel de demanda y ya suma más de cuarenta mil copias vendidas.

Pero aunque alcanzaron el éxito sólo con un disco, Gondwana es una banda con trece años de sacrificada historia. La idea de formar un grupo reggae fue de su bajista, I-Locks Labbé, motivado por la actuación de The Police en el Festival de Viña del Mar de 1981. Y lo hizo reclutando como músicos a sus vecinos de La Pincoya y haciendo malabares para comprar instrumentos.

Vendíamos radios, chaquetas, cualquier cosa. O íbamos al Persa Bío Bío y allá los cambiábamos, recuerda Labbé. Partimos ensayando en 1987 en el comedor de mi casa. Pero rapidito mi vieja se enojó porque desde las casas de los lados empezaron a tirar piedras por la bulla. Tuvimos que ir a la casa de otro vecino.

Tras un breve período en que se denominaron Taxi, adoptaron el nombre del continente que formaban América del Sur y Africa cuando estaban unidos hace varios millones de años: Gondwana. Y luego de integrar al guitarrista y cantante Isaac Blondy, comenzaron a hacer sus propios temas y tocar en las peñas organizadas en la iglesia o los centros comunitarios de La Pincoya.

En 1990, el músico ya se había dejado crecer el pelo con las trenzas rastafaris denominadas dreadlocks, y su trabajo era vender en Bellavista artesanía que él mismo fabricaba. Siempre se instalaba en la calle Antonia López de Bello, frente a un local llamado Bárbaro, que luego fue KGB y actualmente es el primer club de reggae en Chile, Jammin, propiedad del mismo I-Locks.

Cuando abrieron el Bárbaro, caché que ponían ene reggae. Una noche fui y les dije que tenía una banda y podríamos tocar, cuenta. Esa actuación se transformó en la primera vez que cruzaron las fronteras de La Pincoya.

Recién cinco años después de su formación grabaron seis canciones, titulada Gondwana (1992) y que se editó en cassette en forma independiente. Su primer paso a la popularidad se produjo en 1994, cuando telonearon a los argentinos Los Pericos en el Teatro Monumental. Era una época en que, además de Isaac Blondy, se turnaban cantantes como Tom Urrejola y Checho Aguilera.

Desde siempre tuvimos falencia en ese aspecto. No había un vocalista que fuera un buen frontman, alguien con una buena comunicación con el público, dice I-Locks.

Ese obstáculo se solucionó cuando en 1996 se alejó Isaac Blondy y unos meses después se integró Quique Neira, ex vocalista de Bambú. Me gustaba mucho el Bob (Marley) y veía que Gondwana representaba eso. Aunque los encontraba muy pegados, porque los temas eran muy largos, recuerda Neira.

Con el cantante, Gondwana encontró su formación más estable, con la que debutaron en diciembre de 1996 y que perdura hasta hoy completada por Keno Valenzuela (teclados), Tavo López (guitarra), Alexcy Cárdenas (batería), Don Chico (percusión), Patricio Luco (trompeta) y Gato Ramos (saxo).

Sólo de esa manera pudieron firmar contrato con una multinacional discográfica y bajo la producción del destacado productor estadounidense Dr. Dread editaron el álbum Gondwana (1998). El mismo disco fue lanzado en Estados Unidos con el título de Together, placa que a fines del año pasado fue preseleccionada para el premio Grammy al mejor álbum de reggae.

Ahora se preparan para continuar el éxito de su debut. Durante el verano combinaron sus actuaciones con la grabación de su segundo álbum, Alabanza... por la fuerza de la razón, también producido por el Dr. Dread, mezclado en Estados Unidos y que será editado el próximo 25 de abril.

Y la banda sigue ampliando sus horizontes. Siempre quieres mostrar tu música a la mayor cantidad de gente posible. Primero fue la población, después la ciudad, fuera de Santiago y lo lógico ahora es cruzar la frontera y llevar tu música a otro lado, cuenta Labbé.

Van bien encaminados, porque ya está confirmada para agosto una gira por Estados Unidos, Puerto Rico y, obviamente, Jamaica.

Es bueno que la gente vea que estos músicos salieron de La Pincoya y cumplieron sus sueños. Si nosotros lo pudimos hacer, otros también pueden. Cuando entregas tanto esfuerzo y amor por algo, tiene que dar frutos, afirma I-Locks Labbé.

Y su ejemplo es especialmente perceptible en La Pincoya, donde en los últimos dos años han emergido nuevos grupos reggae, como Kaya Sun Blood, Boomer y el Sindicato de la Danza, Sowhetto y Resistencia. Si van a llegar tan lejos como Gondwana, está por verse.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores