Reyes inauguran "La donación de Claudio Bravo" en museo del Prado

Los reyes de España Juan Carlos y Sofía inauguraron hoy en el Museo del Prado de Madrid la exposición "La donación de Claudio Bravo", compuesta por veinte esculturas griegas y romanas donadas por el pintor chileno a la primera pinacoteca española.

24 de Mayo de 2000 | 18:23 | EFE
MADRID.- Los reyes de España Juan Carlos y Sofía inauguraron hoy en el Museo del Prado de Madrid la exposición "La donación de Claudio Bravo", compuesta por veinte esculturas griegas y romanas donadas por el pintor chileno a la primera pinacoteca española.

El rey recorrió la exposición y al término del recorrido impuso a Claudio Bravo la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.

Las veinte esculturas donadas por Bravo al Museo del Prado fueron adquiridas en galerías de Nueva York y entre ellas figura uno de los mejores bustos existentes en el mundo del emperador Marco Aurelio, fechado en el siglo II después de Cristo, y una copia de gran calidad del Doríforo de Polícleto, del siglo V antes de Cristo.

El Pleno del Patronato del Museo dio hace ahora un año el visto bueno a esta donación, que está valorada en unos 500 millones de pesetas (2,7 millones de dólares) y cuyo interés principal radica en que incluye esculturas griegas, que no son frecuentes en este tipo de iniciativas, ya que habitualmente los coleccionistas poseen copias romanas de los originales griegos.

El pintor, que tenía repartidas la mayoría de estas obras de arte por las residencias que posee en Tánger (Marruecos), Nueva York y Argentina, planteó como condiciones para hacer efectiva su entrega que se expusieran durante unos meses de forma conjunta, antes de que el Museo les dé el destino definitivo que decida.

Claudio Bravo, pintor nacido en Valparaíso (Chile) en 1936 pero que ha desarrollado gran parte de su actividad en España -donde residió entre 1961 y 1972- y en Tánger, pidió también que el Prado le hiciera una reproducción en poliéster de las obras donadas, para poder seguir contemplándolas.

Entre las esculturas donadas, muchas de ellas de pequeño tamaño, hay también una Venus y un Apolo del siglo II d.C., una cabeza de la Afrodita Cnidia, del siglo IV a.C., un torso de Narciso, del siglo III a.C., y otro de Eros, del siglo II a.C, y una cabeza de Baco, del siglo III d.C..

La pieza más antigua es un relieve en terracota, jónico o etrusco, del siglo VI antes de Cristo, en la que se observan incluso restos de pintura.

No es frecuente que el Prado reciba donaciones de la importancia de la efectuada por Bravo, el artista plástico chileno de mayor proyección internacional, junto con Roberto Matta, y, de hecho, la anterior se produjo en 1943, cuando el mexicano Mario de Zayas cedió a la pinacoteca obras griegas, romanas y egipcias.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores