El misterio del Picasso robado apasiona a Turquía

El cuadro "La campesina" fue secuestrado en los últimos días en Izmir, en la costa egea, mientras seis personas, que afirmaban haberlo comprado en Siria, trataban de venderlo a algunos policías que se hacían pasar por coleccionistas de arte.

08 de Junio de 2000 | 16:31 | ANSA
ANKARA.- Una tela de Picasso, titulada "La campesina", de la cual se habían perdido las huellas a principios del siglo XX, fue secuestrada por la policía turca a una banda que intentaba venderla, y trasladada al Instituto de Bellas Artes de Ankara.

Sin embargo, no ha podido develarse el misterio de cómo llegó al país y a quién pertenece legalmente.

El cuadro fue secuestrado en los últimos días en Izmir, en la costa egea, mientras seis personas, que afirmaban haberlo comprado en Siria, trataban de venderlo a algunos policías que se hacían pasar por coleccionistas de arte.

Según fuentes del Instituto de Bellas Artes, citadas por la agencia Anadolu, la pintura hizo su primera aparición legal en 1918, en un museo soviético, para ser luego llevada al Hermitage de Leningrado en 1930.

Sucesivamente habría sido adquirida -ya en el terreno de las hipótesis- por el emir de Kuwait.

La aventura de "La Campesina" se encuentra sin embargo recién en sus comienzos: durante la Guerra del Golfo, en 1991, un oficial iraquí la habría robado del palacio del emir y trasladado a Siria.

Aquí habría sido tomada en consignación por la banda internacional de traficantes de arte, que sucesivamente la habrían llevado primero a Diyarbakir, en la Turquía sudoriental, y luego a Izmir, ofeciéndola por la hermosa suma de 65 millones de dólares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores