Ray Bradbury: "Internet, no gracias"

El escritor estadounidense, quien cumplirá 80 años el próximo 20 de agosto, no utiliza la red por que le parece "una estupidez que sirve únicamente para quien quiere comprar y vender".

20 de Julio de 2000 | 10:00 | EFE
ROMA.- El escritor estadounidense Ray Bradbury, uno de los grandes maestros mundiales de la ciencia-ficción, sigue utilizando la máquina de escribir para sus obras, no dispone de ordenador y rechaza Internet porque "es sólo comercio".

"No, gracias. Me parece una estupidez que sirve únicamente para quien quiere comprar y vender", explica hoy el autor de las famosas "Crónicas marcianas" en una entrevista al diario italiano "Corriere della sera".

Bradbury cumplirá 80 años el próximo 20 de agosto, pero un grupo de entusiastas admiradores italianos de Bérgamo lo celebrará hoy con su ídolo, a través de una vídeo-conferencia en la que también participará el escritor de literatura fantástica Robert Sheckley.

Autor de más de seiscientos relatos y varias novelas, que comenzó a escribir con sólo diez años, Bradbury defiende con firmeza los libros, como ya lo hizo en 1953 con "Farenheit 451", en el que aventuraba un futuro totalitario con la palabra escrita prohibida.

La historia, llevada al cine por el director francés Francois Truffaut, cuenta la rebelión contra la quema de libros de un grupo de apasionados que aprende de memoria obras de literatura y filosofía para salvaguardar su legado.

"Es una obra que anticipa cosas que ahora suceden en la sociedad norteamericana. No hay más que ver la televisión y sus estúpidas noticias de violencia sexual, homicidios o accidentes. ¿Las noticias son sólo éstas?", Se pregunta.

A juicio de Bradbury, ahora "no es necesario quemar los libros para destruir la cultura, sino que basta con dirigir a la gente para que no los lea" y "eso es lo que está ocurriendo".

"En Estados Unidos, los niños no aprenden a convertirse en seres humanos receptores y ninguno se ocupará después de leer. Así llegará el final de los libros, con esta forma de censura sutil", explica.

A pesar de todo, el escritor aboga por la labor educativa de las televisiones, que "si presentan y cuentan un libro antes de animar a su lectura" podrían ayudar a desarrollar lectores.

"Yo siempre he sugerido que se utilicen las películas basadas en mis libros para introducir su lectura en las escuelas", añade Bradbury, que vive en Beverly Hills (California, EEUU) y que todas las mañanas se levanta a las siete cuando "muchas voces me hablan en la cabeza y es necesario atraparlas antes de que escapen".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores