Histórica emisión de música de Wagner en Israel

Aunque los músicos de la orquesta sinfónica, bajo la dirección de Mendi Rodan, interpretarán tan sólo obras en absoluto sospechosas de tendencia política, hace sólo unos años el anuncio hubiera producido un escándalo en Israel.

11 de Agosto de 2000 | 04:16 | DPA
TEL AVIV.- Más de medio siglo después de la fundación del estado de Israel, la emisora estatal de música pasará el sábado por la noche la ópera completa de Richard Wagner "Tristán e Isolda", en un acontecimiento que marcará el fin de un largo boicot contra el músico.

La radio transmitirá una versión dirigida por Daniel Barenboim, quien desde hace diez años se pronuncia a favor de rehabilitar a Wagner en Israel.

Pero no sólo la radio romperá el tabú, sino que en la pequeña ciudad de Rishon le Zion la orquesta sinfónica tocará este otoño (boreal) obras del compositor en la sala de conciertos local. Wagner (1813-1883) es fuertemente criticado por sus afirmaciones antisemitas.

Aunque los músicos, bajo la dirección de Mendi Rodan, interpretarán tan sólo obras en absoluto sospechosas de tendencia política, hace sólo unos años el anuncio hubiera producido un escándalo en Israel.

El "tabú Wagner" tiene varios motivos. El compositor era un declarado antisemita, tal como queda de manifiesto en el panfleto "El judaísmo en la música".

Por su aprecio por los temas germánicos y la fuerza de sus creaciones musicales fue además el compositor favorito de Hitler y sus obras sonaron incluso en los campos de concentración. Debido a ello, su música es sinónimo en Israel como ninguna otra de antisemitismo, nacionalsocialismo y del Holocausto.

Los críticos de la prohibición sobre Wagner en Israel argumentan sin embargo que en los campos de concentración también se tocaba otra música hoy popular en el estado judío y que otros compositores también fueron antisemitas. Es el caso por ejemplo de Richard Strauss, que fue rehabilitado musicalmente en Israel a principios de los años 90.

El boicot data de 62 años atrás, cuando los miembros de la Filarmónica de Palestina retiraron de forma espontánea el preludio de "Los maestros cantores" del programa, un día después de la Noche de los Cristales rotos en noviembre de 1938. Esa noche murieron 91 personas y 30.000 judíos fueron detenidos y en gran parte enviados a campos de concentración durante un sangriento pogrom nazi.

Desde entonces fracasaron todos los intentos por presentar una obra de Wagner en un escenario israelí.

En 1981 se produjo un verdadero escándalo cuando el director de la Filarmónica Israelí, Zubin Mehta, intentó incluir el preludio de "Tristán e Isolda" en un concierto público.

La orquesta tocó hasta el final la obra, pero en medio de abucheos. Algunos de los espectadores de más edad comenzaron a llorar al escuchar la música y otros querían subir al escenario en medio de gritos.

La radio "Voz de la Música" se propone ahora romper definitivamente con el tabú con la primera transmisión de una ópera completa. "La prohibición contra Richard Wagner se termina", se alegró el crítico musical del diario "Haaretz" en su edición de hoy, "y eso significa un hito en la creación de una cultura israelí".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores