Hollywood entrega los pantalones por una buena causa

Populares nombres del espectáculo donarán sus pantalones vaqueros para recaudar fondos para la lucha contra la esclerosis múltiple en una subasta que durará hasta el 26 de septiembre.

02 de Septiembre de 2000 | 12:33 | EFE
LOS ANGELES.- La industria de Hollywood está dispuesta a quitarse hasta los pantalones para una buena causa y cada día son más las estrellas que ponen su rostro y sus ideas a disposición de campañas para recaudar fondos contra las más diversas enfermedades.

Tal parece el caso de la subasta que ha comenzado esta semana en Los Angeles y que se prolongará hasta el próximo día 26, donde populares nombres del espectáculo han donado sus pantalones vaqueros para recaudar fondos para la lucha contra la esclerosis múltiple.

Bajo el lema "Desnúdate por la MS", actores como Warren Beatty, Sean Connery, Drew Barrymore, Jodie Foster, Freddie Prinze Jr., John Travolta o Robin Williams han cedido sus vaqueros, previamente autografiados, para su venta al mejor postor en la casa de subastas por Internet que tiene el servidor Yahoo.

El entusiasmo por el asunto es enorme, como lo demuestra el episodio protagonizado por Cuba Gooding Jr., quien, al ser preguntado si quería participar en la subasta, se quitó de inmediato los pantalones y tuvo que esperar en calzoncillos a que alguien le trajera otros.

No todos los actos son así de impulsivos, pero esta subasta no es más que un reflejo de la filantropía, cada vez más común, que se vive en Hollywood.

Si Elizabeth Taylor y Sharon Stone han dulcificado el rostro de una dolencia tan temible como el sida, a Christopher Reeve le ha tocado organizar la fundación para la investigación sobre las enfermedades que afectan a la espina dorsal, un tema en el que está muy sensibilizado debido a la tetraplejía que sufre.

Michael J. Fox enarbola, también con conocimiento de causa, la lucha contra el Parkinson.

Otros nombres tan populares como los citados, aunque procedentes de otros campos, también participan en esta lucha contra enfermedades comunes.

Entre ellos está el general Norman Schwarzkopf apoyando más investigación sobre el cáncer de próstata, el republicano Bob Dole, portavoz de la disfunción eréctil, o la ex primera dama Nancy Reagan luchando contra el Alzheimer (su marido, el ex presidente Ronald Reagan, lo padece).

"Los famosos siempre han logrado atraer la atención a aquellos temas en los que han centrado su interés", indicó Larry Hoffheimer, al frente de la fundación nacional dedicada al tratamiento del Parkinson.

El centro encontró a su mejor aliado en la peor pesadilla de Fox, que ha aparcado temporalmente su carrera como actor para dedicar más tiempo a luchar contra el Parkinson, enfermedad que en 1998 reconoció padecer.

El ejemplo más claro de los beneficios lo ha demostrado Reeve en su lucha para una mayor financiación en las investigaciones en temas de parálisis que le permitan conseguir su sueño: volver a caminar antes de que cumpla 50 años.

A sus 47 años, el protagonista de "Superman" está confinado en una silla de ruedas desde que en 1995 se quedara tetrapléjico tras un accidente ecuestre.

Si bien las víctimas de la misma dolencia habían solicitado en innumerables ocasiones mayor financiación por parte del Gobierno estadounidense, un solo encuentro de Reeve con el presidente Bill Clinton logró que otros diez millones de dólares se sumaran a los cuarenta que aprobó el Congreso para esta enfermedad.

Ejemplos de este tipo demuestran que, si bien Hollywood siempre ha simbolizado el cinismo de la sociedad, también se ha convertido en la mejor manera de llegar al público más cínico y convencerles de una buena causa.

Desde que tuvo el accidente, Reeve ha recibido más de 400.000 cartas, unas 200 de ellas recogidas en el libro "Paquete de cuidados: Cartas dirigidas a Christopher Reeve de extraños y amigos".

"Ahora la mayoría es de gente que busca consejo o ayuda", reconoce Dana Reeve, esposa del actor de "En algún lugar del tiempo".

Gracias a esta labor en favor de las enfermedades de la columna vertebral, Reeve ha conseguido para la fundación que preside más de tres millones de dólares que han ido a parar a estudios sobre la dolencia o a la ayuda de enfermos.

En el caso de Reeve la labor es más que filantrópica. Entre las cartas recibidas está la de una joven paralítica en agradecimiento por las películas de "Superman" que vio durante su estancia en el hospital.

"Sabía que mientras estuvieran a un golpe del mando a distancia nunca estaría sola", dijo la joven.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores