Biografía de Frida Kahlo enfrenta a principales actrices hispanas

Jennifer López y Salma Hayek se pelean por la defensa de sus respectivos proyectos relacionados con la vida de la pintora mexicana.

05 de Septiembre de 2000 | 10:33 | EFE
LOS ANGELES.- La versión cinematográfica de la vida y miserias de la pintora mexicana Frida Kahlo se ha convertido en una pelea abierta entre las principales estrellas hispanas de Hollywood.

Tanto Jennifer López como Salma Hayek están a punto de tirarse de los pelos con tal de defender su propio proyecto sobre esta destacada figura de la cultura mexicana y su tormentosa relación con el también pintor mexicano Diego Rivera.

Incluso Edward James Olmos participa en un tercer proyecto aunque por razones obvias el papel que va a encarnar es el de Rivera.
"Una vida tan intensa como la de Kahlo merece más de un proyecto", aseguró López quitando hierro a este enfrentamiento.

López cuenta a su favor con Luis Valdéz como director y Francis Coppola como productor, mientras que en el caso de Hayek aunque no existe un director confirmado, el proyecto producido por Miramax tiene ya un guión, e intenciones de comenzar el rodaje en enero.

"Hay que darle las gracias a Madonna porque su pasión por Frida y su interés en el papel es el que ha captado la atención del público que antes no sabía quien era esta pintora", aseguró Hayek.

Kahlo fue la primera mujer que vendió un cuadro al museo Louvre y la pintora hispana más cotizada en las subastas en Estados Unidos.

También fue amante de Rivera en una tumultuosa relación, víctima de un accidente de tráfico que la dejó casi paralítica y con dolores crónicos hasta su muerte a los 47 años.

"Creo que Frida representa México. Su cuerpo estaba enfermo pero su alma era indestructible", resumió Hayek.

Es lógica la atracción de Hollywood por este melodrama aunque hay razones para que, hasta la fecha, la pintora sólo haya sido inmortalizada en la cinta mexicana de Paul Leduc "Frida" o brevemente en "Cradle Will Rock" por la actriz Corina Katt donde Ruben Blades se encargó de encarnar a Diego Rivera.

Un intento por parte de Valdéz en 1990, con Raúl Julia como Rivera, murió antes de empezar por falta de financiación y en medio de las quejas de la comunidad hispana por contratar a Laura San Giacomo en el papel de esta figura del feminismo hispano.

"En México protegen mucho la memoria de Diego y Frida porque son figuras clave y creo que Madonna no pudo realizar su proyecto porque quienes tenían los derechos no querían contar con ella", indicó Hayek.

Otros problemas de esta historia están en la bisexualidad de su protagonista y la relación abusiva de ambos pintores, radicales y comunistas en sus ideas, todos ellos perfiles cada vez más alejados de los guiones de Hollywood.

"No se trata de hacer escenas de lesbianismo. Ella era bisexual y habrá que abordar el tema pero hay que encontrar un equilibrio", añadió la actriz mexicana.

En la actualidad, el potencial que supone la audiencia hispana para la industria ha hecho que ésta aumente su interés por los proyectos relacionados con esta comunidad.

En este ambiente empezó a fraguarse el proyecto de Hayek, que según la prensa de Hollywood ha sido ofrecido al realizador español Pedro Almodóvar, al brasileño Walter Salles, al mexicano Roberto Sneider y al británico Jim Sheridan, sin que ninguno de ellos lo haya aceptado por el momento.

A la directora venezolana Betty Kaplan lo que le falta es una Frida para dar forma a un proyecto en el que lleva trabajando ocho años, y que en términos de Hollywood define como una mezcla entre "Memorias de Africa" y "Sid y Nancy".

En el caso de López y de Hayek no es de extrañar su interés en esta biografía, a pesar del poco atractivo del físico de esta pintora, que acostumbraba a autorretratarse con una única ceja y bigote.

Según la revista "Time", López busca algo más que su cuerpo para desarrollar su carrera y Hayek necesita un éxito de taquilla.

Mientras que López se intenta distanciar de la actriz mexicana asegurando que no la conoce mucho, Hayek prefiere subrayar los orígenes de la protagonista de "The Cell" recordando que es una neoyorquina, por mucho familiar puertorriqueño que tenga.

"Estaría más tranquila con Madonna haciendo de Frida porque aunque no sea mexicana siempre ha sido una enamorada de su obra no como otras personas que sólo se han interesado cuando la pintora se ha puesto de moda", declaró Hayek sin citar nombres.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores