"Tinta Roja" abre presencia latinoamericana en festival de San Sebastián

La cinta está basada en un libro del chileno Alberto Fuguet y narra la historia de un joven con aspiraciones literarias que ingresa como aprendiz en un periódico sensacionalista para hacer noticias de sucesos.

22 de Septiembre de 2000 | 11:18 | EFE
SAN SEBASTIAN.- La película "Tinta roja", del cineasta peruano Francisco Lombardi, inició hoy la participación latinoamericana en la sección competitiva oficial de la cuadragésimo-octava edición del Festival de Cine de San Sebastián.

La cinta, que fue recibida con algunos aplausos y tímidos silbidos por la critica internacional, está basada en un libro del chileno Alberto Fuguet y narra la historia de un joven con aspiraciones literarias que ingresa como aprendiz en un periódico sensacionalista para hacer noticias de sucesos.

Lombardi, tras la proyección, confesó que "Tinta roja" es un homenaje a Mario Vargas Llosa, a quien considera su maestro por haberle mostrado que Lima -y Perú en su conjunto- podía formar parte de un material literario o artístico. "Yo admiro mucho a Vargas Llosa -señaló el director- y para mí es un símbolo del escritor y del éxito".

El director de "Sin compasión", "Bajo la piel", "No se lo digas a nadie" y "Pantaleón y las visitadoras", entre otros filmes, confesó que su última obra es una película "personal" que "quería hacer desde hace ya mucho tiempo".

"A mi juicio -siguió- es una de las obras que tiene más estrecha relación con mis sentimientos de toda mi filmografía. Se trata de una cinta sobre el mundo de los hombres, pero esto no significa que yo sea machista", añadió.

La película se plantea como una especie de investigación sicológica y sociológica sobre un grupo humano que trabaja en un periódico amarillista de Lima.

El protagonista, que comienza siendo idealista y pusilánime, termina convirtiéndose en un avezado periodista con un código de conducta inflexible: cualquier medio es bueno para lograr el éxito.

La cinta -a juicio de algunos críticos- pierde fuerza por un exceso de moralina y de sentimentalismo y por el carácter declamatorio y hasta didáctico de muchas escenas.

En el terreno de la actuación, destaca el trabajo de un antiguo conocido de Lombardi, Gianfranco Brero, que ya trabajó en cuatro filmes del director peruano y que hace el papel de maestro del joven aprendiz de periodista (un desdibujado Giovanni Ciccia) en la redacción del diario.

La otra cinta que compitió hoy en la sección oficial del certamen donostiarra es la alemana "Alaska. De", de Esther Gronenborn, un producto teñido de estética posmoderna que narra la convencional historia de una joven que se ve sumergida en un episodio de violencia juvenil.

La cámara se mueve permanentemente enfocando objetos sin importancia -un cigarrillo, una pelusa-, obligando al espectador a un ejercicio visual agotador cuyo último fin no está muy claro.

El certamen, que se clausurará el próximo día 30, acoge en su Sección Oficial 18 películas que -según el director del festival, Diego Galán- representan "simbólicamente" las diferentes "tendencias cinematográficas" del mundo.

Las otras cintas latinoamericanas que se exhiben en la Sección Oficial son las mexicanas "La perdición de los hombres", de Arturo Ripstein, y "Sin dejar huella", de María Novaro.

La oferta más fuerte de América Latina está en la sección "Made in Spanish", en la que están incluidos catorce filmes de ese origen.

Ellos son "Botín de guerra", del argentino David Blaustein; "Coronación", de Silvio Caiozzi (Chile); "Un paraíso bajo las estrellas", de Gerardo Chijona (Cuba-España); "Ciudad de M", de Felipe Degregori (Perú), y "La toma de la embajada" de Ciro Durán (Colombia-México-Venezuela).

Además, "Cien años de perdón", de José Glusman (Argentina); "Pantaleón y las visitadoras", de Lombardi; "Por la libre", de Juan Carlos de Llaca (México); "Las cenizas del volcán", de Pedro Pérez Rosado (México); "Saluzzi", de Daniel Rosenfeld (Argentina); "Qué absurdo es haber crecido", de Roly Santos (Argentina); "Lista de espera", de Juan Carlos Tabio (Cuba-España), y "Rito Terminal", de Oscar Urrutia (México).
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores