Acuerdo patrimonial sobre cuadro de Matisse robado por nazis

Después de tres años de litigios sobre un cuadro de Henri Matisse robado por los nazis, el Museo de Arte de Seattle (SAM) y la galería más antigua de Nueva York llegaron a un acuerdo extrajudicial, anunció el viernes el museo del Estado de Washington.

13 de Octubre de 2000 | 21:23 | AFP
SEATTLE, Estados Unidos.- Después de tres años de litigios sobre un cuadro de Henri Matisse robado por los nazis, el Museo de Arte de Seattle (SAM) y la galería más antigua de Nueva York llegaron a un acuerdo extrajudicial, anunció el viernes el museo del Estado de Washington.

El SAM devolvió el año pasado el cuadro "Odalisca" (1928) a los herederos del marchante judío francés Paul Rosenberg, tras determinar que eran los verdaderos propietarios de la tela que reclamaban desde 1997.

"Odalisca", valorado en dos millones de dólares, fue legado al museo a principios de los años '90 por el magnate de la madera Prentice Bloedel, que lo compró en 1954 a la galería Knoedler and Company por 18.000 dólares.

El museo demandó a la galería en 1997, alegando que ésta vendió la tela sabiendo que se trataba de un cuadro robado por los nazis.

Según los términos del acuerdo, el museo puede seleccionar "una o más" obras de arte de la colección de Knoedler. Si no está satisfecho con ninguna de las obras, puede reclamar una compensación financiera.

"En ese caso, usaremos el dinero para hacer una adquisición significativa para la colección del museo", dijo a AFP la directora del SAM, Mimi Gates, sin precisar el valor financiero del acuerdo.

"Nos reembolsa los gastos legales, de investigación y de viajes, así como la pérdida del cuadro", agregó.

A cambio, el museo retirará las acusaciones contra la galería.

"Odalisca" fue robado en 1941 en una caja fuerte con 162 cuadros que Paul Rosenberg había depositado en el museo del Jeu de Paume de París.

En julio de ese mismo año, un marchante alemán establecido en la capital francesa compró el Matisse a cambio de un cuadro del Renacimiento francés. Se ignora su destino hasta 1954, cuando fue vendido a la galería parisiense Drouant-David y comprado ese mismo año por la familia Bloedel.

La tela fue identificada por un periodista, Héctor Feliciano, que la mencionó en un libro sobre obras de arte robadas por los nazis durante la guerra. En 1997, el nieto de Bloedel, hojeando un ejemplar, reconoció el cuadro colgado en casa de sus abuelos e inició la búsqueda del propietario.

Este caso podría tener repercusiones en otros casos de obras de arte robadas por los nazis que son ahora propiedad de museos o de coleccionistas privados, que el libro de Feliciano estima entre US$20.000 y US$100.000.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores