Maruja Torres: He elegido estilo narrativo parecido a Hitchcock

La periodista española Maruja Torres, ganadora del último Premio Planeta con su novela, "Mientras vivimos", declaró hoy horas después del galardón que "al contrario que su anterior novela no se trata de un libro lineal, sino que opté por esconder al lector lo que quería que descubriera, como si fueran las múltiples capas de una cebolla".

16 de Octubre de 2000 | 10:25 | EFE
BARCELONA.- La periodista española Maruja Torres, ganadora del último Premio Planeta con su novela, "Mientras vivimos", declaró hoy horas después del fallo del galardón que en esta ocasión ha elegido un estilo narrativo parecido a Hitchcock, que invitara al lector a ir descubriendo la trama.

Maruja Torres manifestó a EFE que, "al contrario que su anterior novela, 'Un calor tan cercano', no se trata (el premiado) de un libro lineal, sino que opté por esconder al lector lo que quería que descubriera, como si fueran las múltiples capas de una cebolla".

El armazón de la novela ganadora, "con un estilo narrativo que quería se pareciera a las películas de Hitchcock", según explicó, aún se hace más complejo con el recurso de varias voces, en tercera y primera persona.

Además, añadió la columnista, "aunque la novela transcurre en Barcelona, en 1999, durante un mes y medio, la historia traslada al lector también a la Francia de la Segunda Guerra Mundial y a la España de los años 60 y 70".

La autora señaló sentirse partícipe de una generación educada en y con el cine.

Por esta razón "influye -dijo- también en nuestra forma de narrar, no podemos dedicar un capítulo a describir una cacería" y, quizás por haber ganado el premio mejor dotado económicamente de las letras hispanas no puede evitar decir: "me siento como Almodóvar en Hollywood, vivo un sueño glamouroso".

"Mientras vivimos" es la historia de tres mujeres, la veinteañera Judit, que quiere ser escritora; la escritora de fama Regina, que roza la cincuentena; y una tercera, ya fallecida, Teresa, que planea sobre ambas y que propicia un inesperado encuentro entre las dos.

En contraste con sus primeros libros, en esta ocasión la autora confesó haber hecho un ejercicio de contención "para evitar la parodia y el tono hilarante, aunque en la obra se desliza algún sarcasmo de Regina, que, como mujer inteligente, sabe reírse de sí misma, aunque lo haga con amargura".

Maruja Torres insistió en que ha "conseguido escribir una novela no autobiográfica", aunque reconoció que "en la novela ganadora sí que hay de mí unos sentimientos".

Precisamente, cuando el primer esbozo del texto estaba encallado con los dos primeros personajes, "en un encuentro -relató- con Terenci Moix surgió el recuerdo de Carmen Kurtz, que en 1964 me metió en el periodismo y me estimuló a leer, y su espíritu, su forma de entender la ética, convirtió en otra cosa lo que tenía escrito".

Rechazó que sea una escritora de personajes femeninos, aunque así ha sido en sus dos novelas, "pero en 'Mientras vivimos' pensé que las mujeres tenían una mayor capacidad de introspección, por lo que la novela requería mujeres y no hombres".

Maruja Torres ya tiene entre manos la que será su tercera novela, de la que sólo adelantó que "será cosmopolita, el gran personaje será un hombre y girará en torno a la búsqueda del padre".

Acostumbrada al vértigo del reporterismo, que requiere una respuesta rápida ante unos hechos concretos, Maruja Torres no puede evitar el otro vértigo, el de la página en blanco.

"En literatura -precisó- esa angustia es distinta, porque vivo ese vértigo desde la página 1 hasta la última, ya que no sabes si lo que estás escribiendo está bien hasta que no lo das a leer a alguien de confianza, y aún continúa hasta que no está en las librerías. Sufres mucho por tu libro, porque es tu hijo".

La última novela de Maruja Torres será puesta a la venta el próximo 7 de noviembre, con una primera tirada de 210.000 ejemplares.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores