Muestra estilista sobre Armani en Guggenheim

Para la reseña del Guggenheim 400 vestidos salieron de los armarios, "y fue como hacerlos nacer una segunda vez. Fue un shock, también para mí", dijo el estilista. Hay trajes de noche, como los que usaron en los Oscar Sharon Stone, Leonardo Di Caprio, Michelle Pfeiffer y Jodie Foster.

19 de Octubre de 2000 | 11:17 | ANSA
NUEVA YORK.- El Museo Guggenheim de Nueva York abrió a partir de una reseña con 400 trajes del estilista italiano Giorgio Armani, presente en la inauguración de la exhibición.

Mirando con orgullo medio kilómetro de sus creaciones en la pasarela, junto a la rampa del museo, Armani declaró: "Todo esto debe continuar. Debe continuar incluso después de mí".

Vestido con una camiseta de cachemir negro y pantalones gris humo, Armani se reunió con los periodistas en lo más alto de la espiral del museo que alberga la muestra sobre 25 años de su trayectoria.

"Ya no soy muy joven, pero trabajo con el mismo entusiasmo de otro tiempo. Soy rico. Tengo éxito. Podría parar. Pero no lo hago porque sería egoísta. Todo esto debe continuar. Continuar incluso después de mí", dijo Armani.

Para la reseña del Guggenheim 400 vestidos salieron de los armarios, "y fue como hacerlos nacer una segunda vez. Fue un shock, también para mí", dijo el estilista.

Hay trajes de noche, como los que usaron en los Oscar Sharon Stone, Leonardo Di Caprio, Michelle Pfeiffer y Jodie Foster. Está el Armani benjamín de Hollywood con el saco de Richard Gere en "American Gigolo", y los trajes de "Shaft".

"Esos, sin embargo, fueron fáciles de recuperar, a diferencia de los vestidos de día", dijo Armani. "Yo no tengo un archivo completo y la gente que los compró los usó hasta el último botón", agregó.

Germano Celant, el responsable de Arte Contemporáneo del Guggenheim, hizo de guía a lo largo de la rampa del museo "vestida" de blanco por el director Bob Wilson, encargado de la escenografía de la muestra.

Explicando el porqué de la muestra, Celant dijo que "como historiador del arte, tengo una teoría. Durante 20 años el arte contemporáneo puso en el centro la brutalidad del cuerpo. Ahora es el momento de la segunda piel, es decir el vestido, entre un museo", explicó.

La idea de la exposición sobre Armani -dijo Harold Koda, el historiador del Costume Institute del Metropolitan- nace tras el "Italian Metamorphosis" que hace algunos años llevó al Guggenheim la Sala Blanca de Palacio Pitti.

"Fue entonces que el museo decidió abrirse al diseño -agregó Celant- y lo hizo antes con la muestra sobre las motocicletas y, después de Armani, con una reseña sobre el arquitecto Frank Gehry".

Con satisfacción, Armani dio su "imprimatur" a sus 400 creaciones diseminadas sobre la histórica pasarela diseñada por Frank Lloyd Wright. "Es un momento mágico. Antes de verlas aquí realmente no tenía idea de lo que había hecho para crear una nueva idea de elegancia", declaró.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores