Microcuento sería el género del siglo 21

El microcuento será el género literario más cultivado en el siglo 21, aseguró el escritor español de origen argentino Andrés Neuman en la presentación de su última obra, el libro de cuentos "El que espera".

26 de Octubre de 2000 | 12:47 | EFE
BARCELONA.- El microcuento será el género literario más cultivado en el siglo 21, dijo hoy el escritor español de origen argentino Andrés Neuman en la presentación de su última obra, el libro de cuentos "El que espera".

El microcuento, dijo Neuman, "se aleja del cuento tradicional para acercarse a la frontera del poema, de la reflexión breve, del aforismo, del diario íntimo o del apunte".

Neuman, que nació en Buenos Aires en 1977, autor del poemario "Métodos de la noche", Premio Lorca de Poesía 1999, se declara "enemigo de aquellos que piensan que el cuento es el prefacio de una novela, como si el cuento fuera el gimnasio del futuro novelista".

Esa prosa poética, ese aforismo literario, que sitúa a Neuman en la estela de los grandes cuentistas latinoamericanos (el guatemalteco Augusto Monterroso, el cubano Virgilio Piñera o el mexicano Juan José Arreola) define un tipo de texto que "se puede leer en un minuto, pero que proporciona al público una lectura mucho más intensa que la de una novela".

El microcuento, además, entraña un mayor riesgo para el autor, que puede haber tardado meses en hacerlo, "porque el éxito o el fracaso se juega en ese exiguo minuto".

El autor, afincado en la ciudad andaluza de Granada, cree que "la lógica del microcuento coincide con la realidad y el vértigo de nuestra sociedad global, sin caer en lo insípido de la comida basura, porque contiene los ingredientes de nuestro tiempo: velocidad, condensación y fragmentos".

El lector se enfrenta a estos microrrelatos "como a un interrogante, al que se da respuesta después de la lectura".

Y al mismo tiempo, los microcuentos, que desde unas pocas líneas puede llegar a alcanzar dos o tres páginas, suponen "un cierto antídoto de las perversiones de los hábitos literarios, como el no releer o el no analizar el contenido".

"El que espera" se refiere a ese momento de deseo por obtener un objetivo y por esa razón la muerte se asoma con ironía en algunos de sus cuentos.

En este sentido, Neuman aborda la muerte como el poeta Kavafis en los versos de "Itaca": "Tanto esperar el destino del viaje, que cuando se acaba el viaje se te acaba el destino".

Neuman, que se dio a conocer en los círculos literarios españoles con su primera novela, "Bariloche" (1999), con la que fue finalista del Premio Herralde, no tiene conciencia de formar parte de un grupo generacional y acepta verse como "una rara avis" desde el punto de vista creativo.

Andrés Neuman no ve el resurgir de un nuevo "boom" literario en Latinoamérica generado por el interés de los editores españoles por aquellos escritores, sino como una consecuencia de la situación económica de aquellos países, que ha obligado a los autores a "emigrar literariamente" para poder publicar.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores