Ballet de Washington entusiasma a público cubano

El Ballet de Washington, la primera compañía de danza profesional que baila en Cuba en 40 años, entusiasmó y puso de pie al público cubano con un variado espectáculo destinado a unir con la danza, a dos pueblos separados por la política.

26 de Octubre de 2000 | 16:04 | Reuters
LA HABANA.- El Ballet de Washington, la primera compañía de danza profesional que baila en Cuba en 40 años, entusiasmó y puso de pie al público cubano con un variado espectáculo destinado a unir con la danza, a dos pueblos separados por la política.

En su primera actuación en La Habana el miércoles por la noche, en el marco de la edición 17 del Festival Internacional de Ballet, el conjunto de Washington presentó un variado repertorio elaborado por su director artístico Septime Webre, de madre cubana y padre americano.

"La mezcla de sangre cubana y americana que corre en mis venas es una metáfora apropiada de la unión que es posible entre nuestros pueblos", dijo Webre antes de la función al público que abarrotaba el Teatro Mella.

El espectáculo comenzó con "Na floresta", una coreografía del español Nacho Duato ambientada en la selva amazónica brasileña, tras la cual Amanda McKerrow y John Gardner interpretaron la pieza lírica "Cuando las hojas caen".

Pero fueron las dos últimas piezas, "Blue until June", con música en vivo de la diva del blues Etta James, y sobre todo "Mercedes y Betty", creada por Webre con música cubana de los años 20 y 30, las que entusiasmaron al público y despertaron ovaciones de un público de pie.

"Es una maravilla", dijo entusiasmada una de las asistentes aplaudiendo sin parar al final del espectáculo.

Recordando las canciones y las anécdotas que le contaron su madre y sus tías sobre su infancia en el barrio habanero de El Vedado, Webre creó un mosaico con algunas de las más conocidas canciones cubanas, como "Chan chan" o "Dos gardenias".

La visita del Ballet de Washington forma parte de un programa cultural más extenso llamado "Diálogos en danza", concebido para estrechar relaciones entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos, cuyos gobiernos no tienen relaciones diplomáticas desde hace cuatro décadas.

Un total de 130 personas, entre coreógrafos, bailarines, dramaturgos, empresarios, merchantes de arte, críticos y otros, se desplazaron de Washington a La Habana para este programa que incluye variados encuentros con coreógrafos y estudiantes cubanos.

Aunque las relaciones entre La Habana y Washington siguen siendo hostiles, los intercambios culturales entre ambos países han aumentado en los últimos años, especialmente en el ámbito del deporte y la música, dentro de los llamados contactos de "pueblo a pueblo" promovidos por el gobierno norteamericano.

El conjunto de Webre actuará de nuevo en la noche del jueves, en La Habana, y el viernes en la localidad de Matanzas. Al mismo tiempo, en otros teatros de La Habana continuaba el Festival del Ballet, con piezas de diferentes países.

La nueva producción de "El lago de los cisnes" del Ballet Nacional Cubano de Alicia Alonso, ha sido una de las estrellas indiscutibles de este festival, donde se ha representado cinco veces, siempre ante un teatro lleno.

También se estrenó mundialmente la obra de la norteamericana Karole Armitage, "Concerto conciso" con ocho bailarines de la compañía cubana y se pudo ver en Cuba por primera vez el "Ballo della regina", de Georges Balanchine.

Estas presentaciones mitigaron la decepción del público por las ausencias de algunas de las estrellas inicialmente anunciadas, como el argentino Iñaki Urlezaga, del Royal Ballet de Londres, o la italiana Carla Fracci, o los primeros bailarines del American Ballet Theatre.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores