El mito del cineasta Pier Paolo Pasolini

Su muerte podría ser la escena final de una de sus películas. En un campo de fútbol en Ostia, cerca de Roma, fue encontrado el 2 de noviembre de 1975 el cadáver de Pier Paolo Pasolini, golpeado y mutilado por un amante ocasional.

31 de Octubre de 2000 | 16:03 | DPA
ROMA.- Su muerte podría ser la escena final de una de sus películas. En un campo de fútbol en Ostia, cerca de Roma, fue encontrado el 2 de noviembre de 1975 el cadáver de Pier Paolo Pasolini, golpeado y mutilado por un amante ocasional.

Todavía hoy los críticos especulan que no fueron sus películas o sus libros los que crearon el "mito Pasolini", sino su horrible muerte a los 53 años, que ensombreció todo lo demás. Y eso aún hoy, veinticinco años después.

"Que su mito está vivo es algo irrefutable", escribió un crítico hace ya algunos años. Pero queda por analizar qué efectos perduran. Todavía hoy su obra parece contradictoria, al igual que su persona, y además sigue siendo difícil de digerir.

"Peleé con él una vida entera", escribió estos días el crítico literario Angelo Guglielmi. "Pero incluso yo siento nostalgia". El diario "La Repubblica" en Roma lo llamó "ángel de la provocación".

Su prosa y sus películas siempre fueron exuberantes y repletas de excesos sexuales. Sus filmes estaban ambientados en el mundo de las prostitutas, los chaperos y los maleantes de los suburbios romanos.

"Fruto de una inteligencia en el camino a la autodestrucción", calificó un periódico la última película de Pasolini "Saló o los ciento veinte días de Sodoma".

La cinta sobre los últimos días de la dictadura de Mussolini fue prohibida en Italia en un principio debido a sus atrocidades sexuales y recién pudo ser estrenada a fines de 1975 en París.

Retrospectivamente queda de manifiesto lo arraigada que estaba en su época su crítica cultural. Algunas cosas parecen ahora demasiado exageradas.

"Que viva la pobreza. Que viva la lucha comunista a favor de las cosas necesarias para vivir", eran algunos de sus lemas políticos. Y eso a pesar de que el Partido Comunista lo excluyó por homosexual.

También se enfrentaba al movimiento estudiantil. "Los detesto", decía, a pesar de que los estudiantes compartían su aversión por la sociedad de consumo.

En ningún esquema de izquierda entraban sus ataques al aborto, al que considerada "legalización de un asesinato". Por otra parte, su arreglo de cuentas con el catolicismo no podía ser más radical. "La iglesia, el pene y la vagina" es el título de una de sus obras.

A los cabellos largos, símbolo del inconformismo en los años '60 y '70, los descalificada como señal de carácter "derechista", lo que no podían entender ni sus propios amigos.

Hijo de un oficial y una campesina, nacido el 5 de marzo de 1922, se trasladó a Roma como maestro a los 28 años. En su casa en Venecia escribía poemas campesinos y en Roma vivía en barrios marginados.

"Ragazzi di vita" es el título de una de sus obras en prosa sobre el proletariado lumpen. "Accattone" (1961), una cinta sobre los agresivos jóvenes de los barrios más pobres, fue su primer gran éxito en cine.

Le siguió en 1962 "Mamma Roma", con Anna Magnani. "Los poemas de amor de un ser humano pueden ser pornografía para otro", opinó Martin Scorsese una vez sobre "Los ciento veinte días de Sodoma". "Todo su estilo de hacer cine era nuevo", añadió.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores