Barbara Wood: "Tuve una experiencia mística con los Andes"

La best seller inglesa visita por primera vez Chile, a propósito de su reciente obra "Tierra sagrada". Aquí habla de su trabajo de investigación, del rol de la mujer en esta sociedad, de los derechos humanos, de Pinochet, de Internet y de, quizá, una novela inspirada en Latinoamérica.

03 de Noviembre de 2000 | 11:07 | Carolina Valenzuela, Emol.com
SANTIAGO.- Su cara denotaba cansancio mientras la fotógrafa de un medio disparaba flashes a su alrededor antes de obtener algunas imágenes para su revista.

Era una entrevista más de varias que había dado durante la mañana, y de las que venían por la tarde, además de la presentación de su nueva novela Tierra sagrada, el principal acontecimiento del día en la Feria del Libro. Pese a la intensa jornada, Bárbara Wood se presentó amable y muy dispuesta a iniciar una nueva sesión de preguntas.

¿Influye en su reciente libro, "Tierra sagrada", el hecho de que sus novelas anteriores lleven más de 15 millones de ejemplares vendidos?

"No, no, cada libro es independiente; ésta es mi profesión, cada libro es una obra aparte, no me preocupo de lo que he escrito antes ni de lo que voy a escribir después, esto es mi pasión, esto es lo que yo quiero hacer hoy día. A mí no me preocupan las ventas, personalmente me he sorprendido de ser best seller. Yo sólo quiero escribir un buen libro y que la gente lo lea".

¿Cómo explica que en Alemania se vendan más libros suyos que en Inglaterra, su país natal?

"Creo que es una muy buena pregunta, creo que eso ocurre porque a los alemanes les gustan más las historias sobre lugares exóticos. La verdad es que no lo había pensado, no sé".

La best seller Barbara Wood, impresionada con la cordillera y los árboles de la ciudad santiaguinaEs la primera vez que usted edita primero en español que en inglés, ¿tiene algún interés por las temáticas latinoamericanas?

"Antes de venir acá, no; el venir acá me ha despertado el interés. Antes de venir acá sólo había leído a Isabel Allende, a Jorge Luis Borges y, en general, el estar acá, conversar, discutir sobre literatura con diferentes autores, ha despertado mi interés. Voy a llegar de vuelta a casa a procurar estos libros y a leer literatura latinoamericana".

¿Podría, quizá, en el futuro abordar en sus novelas a mujeres de Latinoamérica?

"¡Me encantaría! Estoy segura de que debe de haber miles y miles de maravillosas historias aquí, como cualquier país en donde he estado sin saber nada de ellos. No sabía nada al respecto hasta que me surgió el interés de escribir sobre ellos, y entonces ahí me interioricé, investigué y empezé a escribir con conocimiento".

Y prosigue la exitosa autora que, años atrás, trabajaba como asistente en sala de operaciones: "Realmente no sabía nada de Latinoamérica al venir acá. Diría que éstas son mis primeras impresiones, y por supuesto que me siento fascinada porque esta mañana cuando me levanté miré a mi ventana y vi el sol amaneciendo detrás de los Andes y tuve una experiencia mística... así es como nace un libro".

¿Y qué le ha parecido Chile?

"He estado muy poquito acá pero me ha parecido muy lindo; estoy impresionada con los árboles, son tan verdes, y yo no estoy acostumbrada a estos árboles tan lindos. La gente es muy amistosa, tengo la impresión de que tienen -los chilenos- mucho que decir, pero también creo que tienen mucho que aprender".

En sus novelas es clave el papel que juega la mujer, ¿cómo sitúa usted este rol en la sociedad actual?

"Creo que el rol de la mujer siempre ha sido importante, siempre se ha escrito acerca de ellas. Pero también creo que, de alguna manera, las mujeres han sido postergadas por los hombres, y nuestras historias son tan importantes como las de ellos aunque ellos no lo piensen así".

¿Piensa que la mujer es un objeto hoy en día?

"¡Absolutamente! Creo que en la mayor parte del mundo es así, y ello por supuesto tiene que cambiar (...) No sé, escribiendo libros, divulgando información".

En esta novela, Wood aborda la historia de una antropóloga que descubre restos de una civilización desconocida, tras un terremoto.¿Con cuál de todos sus personajes femeninos se identifica más o le gustaría parecerse?

"Me identifico con todas ellas de una forma u otra, no puedo apuntar a una y decir ésta soy yo... sería injusto".

Usted realiza una larga investigación para cada obra, ¿qué es primero: la investigación o la idea?

"Todas a la vez; a veces es primero la investigación; otras, la idea. A veces las investigaciones las hago a partir de una idea y otras al revés, así se va consolidando una historia, pero no hay una pauta, sólo se da".

En sus trabajos aborda temáticas sociales, como los derechos humanos, ¿de dónde nace este interés?

"Pienso que es porque me considero un ser humano, no creo que uno tenga que ser un activista para una causa o ser una víctima para involucrarse con un tema. Está en mí".

En este momento, ¿existe un avance respecto de esa temática?

"¡Sin duda! Creo que, en gran medida, gracias a las telecomunicaciones, los medios han sido muy importantes en la difusión de los derechos humanos".

A propósito, ¿qué sabe sobre Pinochet?

"(sonríe)... No, no sé nada -denota otra mueca de complicidad-, no voy a hablar de eso".

Usted mantiene un sitio oficial en la red, ¿cómo ve la relación Internet- literatura?, ¿Internet desplazará a los libros papel?

"No, en absoluto. Creo que son dos medios muy distintos y que no es una amenaza. A las personas les gusta leer libros, y lo ven como algo diferente a Internet. Además en la red hay muchas publicaciones y es difícil distinguir cuáles son buenas y cuáles no".

¿Piensa en publicar algo en Internet, como lo ha hecho Stephen King?

"No, sólo he pensado en seguir con mis libros en papel".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores