Joven argentino se adentra en las raíces

Hoy se presentará en el Foro de Cine Joven del Festival de Berlín la película "Tocá para mí", que trata de un punk porteño en busca de su identidad.

09 de Febrero de 2001 | 11:39 | Agencias
BERLIN.- Carlos, un punk porteño, recorre pueblos del interior argentino en busca de su identidad. Ese es el punto de partida de "Tocá para mí", película del argentino Rodrigo Fuerth que se exhibirá hoy por primera vez en público en el marco del Foro de Cine Joven del Festival Internacional de Cine de Berlín.

"Los personajes de este film son bien pueblerinos, de lugares perdidos en medio de la pampa, donde hace tiempo que dejó de pasar el ferrocarril", contó el director en entrevista con la Agencia Alemana de Prensa.

"La imagen que elegí para contar esta historia es la de la pampa seca, árida, del invierno, sin árboles. Un horizonte de pasto marrón, seco por el invierno, con el cielo azul. Es como el mar, donde los pequeños pueblos que quedan están casi naufragando".

En el film, Fuerth hace hincapié sobre todo en el contraste entre la cultura urbana de este baterista punk y los pueblos. "No es una crítica a las ciudades. Yo nací escuchando rock & roll, pero no dejo de reconocer que es una música externa que se arraigó en todos nosotros, al igual que el punk".

Al ir tomando cada vez más contacto con la cultura pueblerina, Carlos se ve envuelto en su música y termina ejecutando en el acordeón cumbias, chamamés y cuartetazos. ''Es un viaje desde lo externo hacia lo interno, desde la capital a las provincias. Un viaje hacia las raíces".

La música juega un papel central en "Tocá para mí". "Pese a que no es un musical, concebí esta película casi como un musical. Hay algunas escenas que están apoyadas absolutamente en la música. La música termina de cerrar la idea de algunas escenas, jugando dramáticamente".

La cinta está protagonizada por Hermes Gaido y María Laura Frigerio, dos actores desconocidos, y cuenta además con la participación de Alejandro Fiore, Emilio Urdapilleta, Bernardo Perco y Colomba.

Respecto de su presencia en Berlín, Fuerth dice "es como si un hijo se saca una buena nota. Es una palmada en la espalda y más también. Al terminar la película tenía la sensación de que era interesante, diferente, pero de ahí a tener la aprobación de otros hay un abismo. Cuando me enteré de que entraba a la Berlinale, llamé a todo el mundo y les dije: Hicimos las cosas bien".

Por ahora, la cinta tiene asegurada su distribución en Buenos Aires y Córdoba, donde está previsto que se estrene a mediados de abril. Pero Fuerth tiene otra meta. "Tengo el deseo de recorrer pueblos, porque es una película hecha en pueblos y pensada para ese público, que se supone que nunca ve cine".

Fuerth tiene 41 años y estudió cine durante la dictadura, cuando aún no había escuelas de cine como las hay ahora. Junto a Fernando Spiner y Eduardo Ruderman formó el grupo Contraplano con la idea de formarse por sus propios medios acudiendo a las personas de las que les interesaba aprender.

"Hicimos cortos y nos fue muy bien. El primero fue "Testigos en Cadena" de Spiner, y después Ruderman y yo hicimos "Bajo tierra"". Cuando se sintieron preparados, se animaron a hacer sus primeros largometrajes. Así, Spiner realizó "La Sonámbula", y Fuerth, "Tocá para mí", con guión de Ruderman.

La cinta se financió con la ayuda de la familia de Fuerth. Del éxito que el film tenga en Berlín y luego en los Festivales de Mar del Plata y Toulouse depende que pueda recuperar lo invertido y encarar su próximo proyecto: una película sobre el aspecto mágico del tango, "sobre la cultura de la milonga y los tipos que dejan su pareja en casa para ir a encontrarse con sus parejas de baile".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores