Existencia de Gabriela Mistral estuvo marcada por la soledad y amargura

Así lo confiesa la propia poetisa en un diario íntimo que será publicado el próximo 8 de agosto y en el cual desmiente los rumores sobre su supuesto lesbianismo.

27 de Julio de 2002 | 17:03 | AFP
SANTIAGO.- La poetisa y Premio Nobel Gabriela Mistral vivió una existencia marcada por la soledad y la amargura, perseguida por los rumores sobre su supuesto lesbianismo, según confesó la propia escritora en un diario íntimo que será publicado en agosto próximo.

El texto, que lleva por nombre "Bendita mi lengua sea: diario íntimo de Gabriela Mistral", fue compilado por el académico Jaime Quezada y será publicado por Editorial Planeta el 8 del próximo mes.

Las anotaciones, según su compilador, datan de los años 1946-1947, cuando la poetisa se desempeñaba como cónsul de Chile en Estados Unidos.

El libro, según Quezada, "permite conocer a una Gabriela Mistral íntegra, en su intimidad y complejidad. Seguramente sorprenderá a los lectores, porque aquí está ella sin velos ni mitos".

A través de estas anotaciones, agregó el compilador, la Premio Nobel (1945) quiso dejar un testimonio acerca de la soledad y amargura que marcaron su existencia y también terminar con los rumores sobre su sexualidad, que la persiguieron durante toda su vida.

"Lo mejor y lo peor que he recibido en mi larga vida está en unos cuadernos, que se leerán a mi muerte. Entonces sabrán los míos, los de allá adentro, muchas cosas, y entenderán mi ausencia del país", dejó escrito la Mistral en su diario íntimo.

Y sobre su supuesto lesbianismo expresó: "Hasta me han colgado ese tonto lesbianismo, que me hiere de un cauterio que no sé decir. ¿Han visto tamaña falsedad? Lo único que faltaba, que dijeran esas barbaridades de esta pobre mujer".

Los rumores surgieron a la par que los libros de la escritora fueran ganando popularidad en el mundo de las letras. En ese entonces se especuló sobre su soltería y se le vinculó sentimentalmente con su secretaria estadounidense, Doris Dana.

La polémica se reactivó en agosto pasado, 46 años después de la muerte de la poetisa, con el anuncio en Chile de un proyecto cinematográfico que retratará la vida de la Mistral, cuyo verdadero nombre era Lucila Godoy Alcayaga.

En sus cuadernos privados, la autora de textos como "Desolación" y "Tala" narró también la pasión y el desencanto que sentía por Chile, país que dejó a los 33 años y al que nunca quiso regresar definitivamente.

"Cosas muy malas me han dicho en aquel país que Dios me dio por patria", escribió la poetisa para explicar su lejanía de Chile, donde se le reconoció con el Premio Nacional de Literatura seis años después de haber recibido el Nobel.

En sus testimonios íntimos, Gabriela Mistral también relató su infancia sin padre, las adversidades que enfrentó en el trabajo, la escasez de dinero y su tristeza por la muerte de un sobrino a quien había llevado a vivir con ella y se suicidó.
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores