Película contra Bush se estrena en Venecia

Esta vez no es un trabajo de Michael Moore, es una producción de Tim Robbins, quien ganó este año el Oscar al Mejor Actor Secundario.

05 de Septiembre de 2004 | 10:30 | DPA
VENECIA.- El actor y director estadounidense Tim Robbins ("Mystic River") aseguró hoy en Venecia que si la prensa estadounidense hubiese sido más crítica con la política en Irak del presidente George W. Bush no se habría llegado a una guerra.

"No creo que haya mucha prensa anti Bush en Estados Unidos, de lo contrario no habríamos ido a la guerra", aseguró el director de "Pena de muerte", que estrenó hoy en el festival italiano "Ebeddedlive", una producción financiada por él mismo en la que reproduce la obra teatro que escribió y puso en escena unos meses después de que comenzase la guerra en Irak.

"No sé si es un filme, un documental o un dvd, pero lo que sabía era que quería preservar lo que estábamos haciendo porque creía que era necesario", explicó hoy Robbins en Venecia al presentar su protesta personal contra Bush, que esta noche se proyectará en la "Globalbeach", una playa del Lido (la isla junto a Venecia donde se desarrolla el certamen), donde se proyectan películas en el marco del espacio que el festival ha cedido al movimiento antiglobalización.

Durante las manifestaciones de febrero de 2003, en las que millones de personas salieron a las calles de todo el mundo para protestar contra la guerra que se avecinaba en Irak, Robbins estaba en Londres y allí se dio cuenta de que hasta en la prensa británica más conservadora se ofrecían versiones bien diferentes de la información sobre la guerra y sus motivos que se estaban dando en Estados Unidos.

"Hay mas integridad periodística en Gran Bretaña que en Estados Unidos, pero cuidado, porque hay una tendencia a que desaparezca como en Estados Unidos", advirtió.

La frustración y la ira que sentía por la política de su presidente le llevaron a escribir y dirigir una obra de teatro en la que se critica el pensamiento neoliberal que impera en la Casa Blanca, el periodismo afiliado a una doctrina política y la tragedia que resulta del envío de unos jóvenes a la guerra.

Robbins aseguró que desde hace mucho tiempo se sabe que la gente está dispuesta a mentir para conseguir lo que quiere, pero en la actualidad se ha rebasado todo lo imaginable. "El nivel de hipocresía es tan alto que es un indicativo de a dónde ha quedado la democracia", señaló.

El director de "Pena de muerte" constató, sin embargo, que en los últimos nueve meses se ha registrado una reacción de decepción que ha conducido a cuestionar muchas cosas.

Robbins elogió el documental de su compatriota Michael Moore "Farenheit 9/11" (que fustiga la política de Bush), y aseguró que la película generó un fenómeno muy curioso: "Ahora pedimos más verdad a los políticos y periodistas".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores