Escritores chilenos destacan en Feria del Libro de Panamá

Los escritores chilenos Jorge Edwards, Antonio Skármeta y Carla Guelfenbein, invitados especiales al encuentro literario, se refirieron a los retos de la literatura en el contexto actual.


El autor chileno Antonio Skármeta (en foto de archivo) aseguró en Panamá que "la libertad misma del acto de escribir supera cualquier tipo de limitación".
PANAMA.- Destacados escritores que participan en la III Feria Internacional del Libro de Panamá coinciden en la defensa de la libertad que genera el acto de escribir, y también en sacar provecho de las ventajas de la informática para la escritura.

Escritores como el español J.J.Armas Marcelo y los chilenos Jorge Edwards, Antonio Skármeta y Carla Guelfenbein consideran además que la literatura debe ser original y perdurar en el tiempo, frente a los retos que representan la informática, la internet y los medios audiovisuales.

La Feria del Libro abrió sus puertas el miércoles y tiene como país invitado a Chile.

Skármeta dijo a EFE que "la literatura surge en cualquier lado y en condiciones a veces extremadamente miserables de opresión, de dictadura y de humillación", pero "la libertad misma del acto de escribir supera cualquier tipo de limitación".

El autor de "El cartero de Neruda" puso como ejemplo "las miserias que vivió Cervantes" y de cómo a pesar de esto concibió al Quijote, y también a Oscar Wilde, que escribió su obra De Profundis "en los abismos de la cárcel y de la perdida de la libertad".

"El viento libertario de la literatura sopla donde sea, y quien tenga una auténtica vocación de escribir no necesita redentores que le abran el camino para poder escribir", indicó Skármeta.

El escritor español Armas Marcelo señaló que la literatura escrita debe tener una disciplina interna y códigos de respeto, y que ambas cosas dependen de cada escritor y de la propia escritura.

"Si uno le es fiel a esa escritura, la escritura no le huye nunca, mientras que si uno es desleal y se dedica a otras cosas, huye inmediatamente", según Armas Marcelo, quien es partidario de que la literatura aproveche las ventajas de la informática, sin temer al predominio que hoy parecen tener los medios audiovisuales.

Marcelo señaló que una de las ventajas de la informática y los ordenadores es el tiempo, porque éste se hace más corto para escribir, pero que también es un riesgo "porque probablemente las obras pueden resultar peor".

Amenaza irreal

Con relación a los medios audiovisuales, Armas Marcelo reconoció que actualmente se vive inmerso en esta cultura de la televisión, que aleja a la gente del placer de la lectura.

Sin embargo, el escritor y periodista español dijo: "somos una secta de lectores y escritores, muy tenaces y muy obstinados, que probablemente alguna parte de la batalla, y al final la guerra, terminaremos ganando".

El novelista y Premio Cervantes Jorge Edwards expresó a EFE que "la literatura tal vez puede ser considerada una pasión de una minoría, pero esta minoría es amplia y está en todos los sectores de la sociedad, y esto es interesante".

También afirmó que la literatura "es un gran refugio y una gran defensa frente a la globalización en todos sus niveles, justamente porque la literatura tiene su propia globalización, que es la comunicación que se produce dentro de su mundo".

Edwards destacó, además, que "no hay tecnología, ni máquina que supere un libro, porque un libro es de por sí un objeto que tiene su belleza fuera del lenguaje mismo".

En este mismo sentido, su colega y compatriota Antonio Skármeta dijo estar convencido de que la tecnología, los medios audiovisuales y la informática "no representan ningún reto" para la literatura.

Para Skármeta, "la literatura, desde que se creó, cumple una función muy clara que es mantener vivo lo alternativo, lo excéntrico y lo original, que son creaciones irreductibles a cualquier cosa y a cualquier avance tecnológico".

Reconoció, sin embargo, que inicialmente partió con una desconfianza hacia la informática: "muy refugiado en la intimidad, pensando que eso iba a alterar mi vida, pero a la larga me he acostumbrado fuertemente".

La novelista chilena Carla Guelfenbein dijo que la literatura es una experiencia irremplazable por un medio electrónico, y que generación tras generación va a perdurar en el tiempo.
EFE
Jueves, 30 de Junio de 2005, 12:37
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion