Violinista ruso Sasha Rozhdestvensky en Chile: "tocaré uno de los conciertos más grandes del siglo XX"

El joven músico que actúa como solista con las más grandes orquestas del mundo estará junto a la Sinfónica de Chile hoy y mañana en el Teatro Universidad de Chile. La obra es el "Concierto n°4" de Schnittke.

SANTIAGO.- Sasha Rozhdestvensky, uno de los mejores violinistas rusos del momento, calificado por Yehudi Menuhin como uno de los intérpretes más talentosos y refinados de su generación, se presentará como solista con la Orquesta Sinfónica de Chile en el estreno del "Concierto Nº 4 para violín y orquesta" del compositor ruso Alfred Schnittke. Se presentará este viernes 20 y sábado 21 de noviembre, a las 19:30 horas, en el Teatro Universidad de Chile, bajo la dirección de Michal Nesterowicz.
 
Sasha Rozhdestvensky tiene fuertes vínculos con nuestro país. Hace diez años visitó Chile como turista y quedó fascinado con Tierra del Fuego, Atacama y Valparaíso. En Francia, donde está radicado, tiene  amigos chilenos e incluso grabó un disco con Ángel Parra y tuvo una novia chilena en París. Por eso cuando el Maestro Nesterowicz lo invitó a participar en la Temporada 2009 de la Sinfónica no dudó en hacer un espacio en su apretado calendario de conciertos para volver a Chile.

Hijo único del director de orquesta ruso, Gennady Rozhdestvensky, quien fue director del Teatro Bolshoi y de la pianista Viktoria Postnikova, Sasha inició sus estudios musicales en la Escuela Central de Música de Moscú, los continuó en los Conservatorios de Moscú y de Paris y en el Royal College of Music de Londres.

Desde su actuación en el Carnegie Hall de Nueva York en 1992, Sasha participa regularmente como solista con las mas grandes orquestas del mundo, entre ellas la Boston Symphony, la London Symphony, la Israel Philharmonic, la Orchestre Philharmonique de Radio-France y la Mariinski de San Petersburgo, bajo la batuta de directores como: Vladimir Ashkenazy, Jean Claude Casadesus, Valery Gergiev y Anton Nanut, entre otros.

-¿Por qué eligió el "Concierto Nº 4 para violín y orquesta" de Alfred Schnittke para su estreno en Chile con la Orquesta Sinfónica?
-Considero que es uno de los más grandes conciertos del siglo XX. Tuve la suerte de conocer a Alfred Schnittke, quien escribió algunas piezas para mí como el "Concierto Nº 6 para violín y piano", que grabamos con mi madre al piano y mi padre en la dirección.  Estoy feliz de poder difundir esta música en Chile. En la obra de Schnittke se siente la influencia y continuación musical de Shostakovich. Su música también está en la línea de Bartok y Berg.

-¿Qué significó haber crecido en un ambiente artístico y ser hijo de destacados músicos?
-Nací y crecí en la atmósfera de la música. Pasé toda mi infancia en los teatros, escuchando música mientras mi padre dirigía orquestas como la Sinfónica de la Radio de Moscú, la Orquesta Filarmónica de Estocolmo o la Orquesta Sinfónica de Viena.

-¿Y por qué eligió el violín y no la dirección o el piano?
-Siempre quise ser violinista. Es un instrumento que me fascinó desde mi infancia. También he incursionado en la dirección, la que aprendí con mi padre. He dirigido y tocado conciertos para violín como “Las Cuatro Estaciones” de Vivaldi. 

-¿Por qué prefirió radicarse en Francia?
-Me gusta mucho la cultura francesa. Tengo muchos conciertos en Europa y desde París me traslado a todas partes. Es una ciudad maravillosa, con muchísimo desarrollo del arte y la cultura.

-Aparte de su cercanía con gente de Chile usted también demuestra un interés por la música latinoamericana…
-Me fascina la música y la cultura latinoamericana. Formo parte del grupo Ámbar, un grupo de cámara de música latinoamericana tradicional evolutiva. Editamos a fines de enero un disco llamado El diablo suelto, obra del gran compositor venezolano Heraclio Fernández. En general me encanta el arte y la cultura de América Latina. La música Latinoamericana es muy poco conocida en Europa y Estados Unidos.

-¿Cuáles son sus compromisos artísticos después de su actuación en Chile?
-Voy a actuar en Japón donde haré una gira de presentaciones con el "Concierto para violín" de Tchaikovsky. Después iré a Alemania para tocar el "Concierto para violín" de Shostakovich con la Orquesta Mariinski dirigida por Valery Gergiev. En 2010 volveré a Perú, donde estuve en agosto de este año tocando con la Orquesta Ciudad de los Reyes. Esta vez haremos una gira llamada “El Camino del Inca” con “Las Cuatro Estaciones” de Vivaldi”, donde seré director y solista. Haremos presentaciones en las grandes ciudades de ese país como Cuzco, Trujillo, Arequipa y Lima. Después iremos por los pueblos más pequeños para difundir la música clásica. Es un proyecto cultural y social muy interesante y motivador para mí, más aún cuando el último concierto lo realizaremos en Macchu Picchu. El proyecto incluye la lectura de  poemas de Antonio Vivaldi traducidos al Aymara y Quechua.
 
Entradas desde $4.000 al público general y desde $1.000 a estudiantes en boletería del teatro: Providencia 043, Metro Baquedano. Venta en línea en www.feriaticket.cl y en locales de feria del disco y tiendas París.
Emol
Viernes, 20 de Noviembre de 2009, 15:00
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Magazine
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion