Novela reescribe la historia y plantea la conquista de España a manos de los pueblos americanos

En "El Libro del Mensajero", Colón jamás regresa de su viaje a las Indias, pero años después una poderosa flota cruza el Atlántico para invadir Europa.

SANTIAGO.- ¿Qué habría ocurrido si los indígenas precolombinos hubiesen sido capaces de cruzar el Atlántico? ¿Qué dirían entonces los libros de historia? ¿Quién habría sido el conquistado y quién el conquistador? Esto es precisamente lo que plantea la novela "El Libro del Mensajero" (El Andén-Océano, $12.000), primer volumen de la trilogía "Crónicas de la Serpiente Emplumada", escrita por el argentino Edgardo Civallero.

Licenciado en bibliotecología y documentación en la Universidad Nacional de Córdoba, Civallero utilizó todos sus conocimientos y experiencia en archivos para construir no sólo la trama de una novela única en su categoría, sino también para volver a escribir siglos de historia.

Es 1972 e Isabel, la protagonista, trabaja en los archivos de la ciudad de Toledo. Agotada de revisar y clasificar antiguos libros, un día se topa con un verdadero tesoro: las Crónicas de la Serpiente Emplumada. Una serie de antiguos volúmenes que narran detalladamente cómo se produjo la invasión de junio de 1521, cuando la mayor flota jamás vista llegó hasta Cádiz, bajo una bandera tan desconocida como sus tripulantes. Los mismos que sin previo aviso desembarcaron destruyendo todo a su paso.

Ése es el origen del mundo en que vive Isabel, en el cual —siglos atrás— Colón jamás regresó a España y la ocupación de los pueblos originarios de América se perpetuó hasta el presente, al punto que hace mucho que el castellano no es el idioma oficial y los "nativos" (españoles) son abiertamente discriminados por los conquistadores.

¿El mundo al revés? No tanto, si se toma en cuenta que "El Libro del Mensajero" se enmarca dentro del subgénero de las ucronías. Es decir, narraciones en que se explora qué habría ocurrido si uno o más hechos históricos hubiesen sido distintos o derechamente no hubieran ocurrido. Por ejemplo, que Estados Unidos coexistiera hasta hoy con los Estados Confederados, el triunfo de Alemania en la Segunda Guerra o que el Presidente John F. Kennedy jamás hubiese sido asesinado.

Las ucronías son sumamente populares en las librerías anglosajonas, a diferencia del mercado en castellano, razón por la cual resulta tan interesante el libro de Edgardo Civallero. Además de una historia narrada ágilmente en tres momentos distintos —1493, 1521 y 1972—, en esta primera parte queda demostrado el largo y exhaustivo trabajo de documentación realizado por el autor. Vestimentas, costumbres, jerarquías y el uso de palabras en los idiomas originales de la América precolombina son utilizados y descritos con gran detalle por Civallero, dándole aún mayor solidez y realismo al mundo que ha creado. Un mundo que representa lo que tal vez pudo ser...

Por Alberto Rojas, Emol
Viernes, 19 de Marzo de 2010, 10:15
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion