Protagonista de "Mi pobre angelito" cumple 30 años

Mañana el actor estadounidense Macaulay Culkin,celebrará su trigésimo cumpleaños con el público que lo vio crecer preguntándose qué fue de su vida.

EE.UU.- Macaulay Culkin, la estrella infantil de la saga cinematográfica "Mi pobre angelito", es una prueba fehaciente de lo difícil que es hacerse mayor en Hollywood. A punto de cumplir 30 años, es hoy un rostro olvidado para una industria cruel y en constante movimiento.


De aquel rubio pícaro que hizo facturar millones a los estudios de Hollywood en los 90 queda solo la nostalgia.


El próximo 26 de agosto el protagonista de "Mi pobre angelito", "Mi pobre angelito 2" y "Lost in New York" celebrará su trigésimo cumpleaños con el público que lo vio crecer preguntándose qué fue de su vida.


La carrera profesional de Culkin, que llegó a ser considerado el actor infantil de mayor éxito desde Shirley Temple, murió después de su último trabajo de cierto peso, "The Good Son", un thriller en el que también estaba su hermana y que fue el principio del fin para el joven actor de Nueva York.


Después de eso llegaron tres cintas de poco tirón en taquilla que significaron el silencio absoluto durante otros seis años. Su vuelta en el año 2000 fue un tanto traumática, ya con 20 años y sin el tierno encanto de su carita inmaculada.


Una década después, Culkin da poco de qué hablar. La última vez que se le vio en un rodaje para la gran pantalla fue en 2007, cuando protagonizó la comedia negra "Sex and Breakfast", cuya facturación fue tan mediocre que sólo se estrenó en Los Angeles para acabar unos días después en el mercado del DVD.


Tras eso, en 2009 apareció en un episodio de la serie de televisión "Kings". Y hasta ahí.


Un ocaso cruel para el joven hijo de Kit Culkin, un antiguo actor de Broadway, y el tercero de siete hermanos.


Su humilde familia pasó de vivir en un apartamento pequeño en el Lower East Side de Manhattan a tener una cuenta corriente envidiable, después de que Macaulay recibiera su primer millón de dólares por su actuación en "My Girl", junto a Dan Aykroyd y Jamie Lee Curtis.


Sin embargo, la relación entre Macaulay y Kit, que además era su manager, fue bastante tormentosa. De 1995 a 1997, el joven actor llevó a su padre a un juicio para recuperar el dinero que había ganado.


Este joven precoz, que comenzó su carrera de actuación a los cuatro años con la Filarmónica de Nueva York en una producción llamada Bach Babies, figuró luego en la serie de televisión "The Equalizer" y en la cinta "Uncle Buck" (1989).


Cuando cumplió 10 años alcanzó el estrellato internacional con la primera entrega de "Home Alone".


Fue precisamente durante esa época de esplendor cuando comenzó su criticada relación con el cantante Michael Jackson.


El joven visitaba a menudo al intérprete de "Thriller" en su rancho Neverland de California y cuando salieron a flote las acusaciones de acoso infantil contra el rey del pop, se llegó a decir que el cantante había abusado sexualmente del pequeño actor.


En mayo de 2005 Culkin, que fue nombrado padrino de dos de los hijos de Jackson (Prince y Paris), testificó que a pesar de haber compartido la cama con el artista y tener una relación especial con él, Jackson nunca había abusado de él, y catalogó las denuncias de "ridículas".


Después de este periodo de éxitos, llegaron varios otros proyectos cinematográficos, pero ninguno de trascendencia. Fue la época que el joven aprovechó para casarse con su novia de toda la vida, aunque se divorciara dos años después, con tan solo 19 años.


En la actualidad, Culkin mantiene una relación amorosa con la actriz Mila Kunis, con quien comparte residencia entre Nueva York y Los Angeles.


También fue noticia en 2004, cuando fue arrestado por posesión ilegal de marihuana y antidepresivos sin receta médica en Oklahoma City. Fue liberado unas horas después y tras pagar una fianza de 4.000 dólares.


Durante el show de Larry King, el joven aseguró que todas las cosas que hacía eran sacadas de proporción sólo por su fama. "Sí, soy un chico, me tomé una cerveza y me fumé un porro. Gran cosa", dijo el actor con ironía.


Incluso el asistente del fiscal del caso aseguró que Culkin no era una persona que abusara de forma regular del alcohol y las drogas.


Lo que está claro es que nunca será un joven normal y que la fama seguirá de su lado el resto de su vida.


Nada apunta a que le vaya a servir para retomar su carrera en el cine, aunque nunca se sabe con Hollywood, el despiadado y al mismo tiempo redentor "show business".

DPA
Miércoles, 25 de Agosto de 2010, 06:06
Comentarios mejor valorados en Magazine
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion