TV Globo de Brasil da muestras de su poderío rodando teleserie en insigne castillo francés

El canal se tomó esta semana el castillo de Chambord, símbolo del renacimiento francés, para filmar escenas de su venidera producción.

06 de Febrero de 2011 | 11:31 | AFP

El castillo de Chambord se ubica a orillas del Loira, y cada año recibe a cerca de 800 mil visitantes.

AFP

CHAMBORD.- En una mañana glacial, cuatro carrozas esperan delante del majestuoso castillo de Chambord la salida del rey Augusto, un monarca que no figura en ningún libro de historia, pero que es el protagonista una telenovela brasileña que se filma nada menos que en esa joya del renacimiento francés.

A comienzos de semana, el canal TV Globo dio una muestra de sus ambiciones y poderío al instalar su material en la explanada del castillo, a orillas del Loira, para empezar el rodaje de su próxima telenovela.

"Un castillo como Chambord, para un brasileño, es muy exótico", explica Christian Burnel, de la compañía de producción Apatride TV, encargada de atraer rodajes extranjeros hacia Europa.

En este mes de febrero, los árboles están desnudos, los suelos helados, el cielo plomizo, cuando en Rio el termómetro supera los 30 grados.

"Lo que les divierte, es ver que los árboles se han quedado sin hojas", comenta con una sonrisa el director general de la hacienda de Chambord, Jean d'Haussonville. "¡Nosotros somos el país exótico para Brasil, la relación se invierte!", exclama.

Brasil no quiso escatimar en exotismo. Además de carrozas de diferentes épocas (una de ellas aparece en un "Harry Potter" y la otra en "María Antonieta" de Sofia Coppola) los guardias lucen cascos puntiagudos que refulgen. En el plató, en tanto, el inglés, el francés y el portugués cohabitan como pueden.

La historia de "Cortel Encantado", portentosa, transcurre sobre todo en Brasil, a caballo entre el siglo XIX y el XX. Pero un "flashback", en una Europa imaginaria donde la heroína vivió una juventud principesca, justifica el salto a Francia.

Durante toda la semana, unos quince actores brasileños, entre los que destacan algunas estrellas como Debora Bloch o Luiz Fernando Guimarães, 80 técnicos y entre 350 y 400 extras, rodaron escenas que mantienen en secreto. Quieren evitar filtraciones sobre elementos de la trama antes de la difusión de la telenovela, a partir de marzo.

Ésta es la primera vez que Chambord acoge el rodaje de un telefilme internacional, según d'Haussonville. "Un excelente medio para que nos conozcan", se congratula. Empezando por los telespectadores brasileños, que un día podrían convertirse en turistas en la región. "Contamos con 6.000 visitantes brasileños por año actualmente, si pudiéramos tener más estaríamos encantados", explica el director de la hacienda.

Un rodaje como éste también tiene beneficios directos. TV Globo pagará 36.000 euros. "Paga un empleo medio anual por cinco días de rodaje", se congratula el director, dispuesto a repetir la experiencia.

Propiedad del Estado francés desde 1932, el castillo de Chambord, construido por orden de Francisco I al comienzo del Renacimiento, fue catalogado como Patrimonio Mundial de la Unesco. Cada año acoge a unos 800 mil visitantes.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores