Romero calificó como un error declaraciones de Lagos

"No es bueno que se vuelvan a levantar dedos acusadores de nadie porque creo que los problemas que tiene Chile no se resuelven a través de dedos acusadores, palabras amenazantes ni de agravios mutuos", señaló el senador de Renovación Nacional.

17 de Mayo de 2000 | 11:13 | Orbe
SANTIAGO.- Como un error calificó hoy el senador de Renovación Nacional (RN) Sergio Romero las declaraciones formuladas ayer por el Presidente Ricardo Lagos, quien sostuvo, entre otras cosas, que cuando se reuniera con los integrantes de la Alianza por Chile les iba a expresar "que es inaceptable que parlamentarios sigan comentando las normas del poder judicial. (..) Que el caso Pinochet está en los tribunales y nadie debe interferir en ello".

Al respecto, el parlamentario de oposición dijo que "no es bueno que se vuelvan a levantar dedos acusadores de nadie porque creo que los problemas que tiene Chile no se resuelven a través de dedos acusadores, palabras amenazantes ni de agravios mutuos".

En este sentido, en contacto con Radio Agricultura Romero dijo que "yo creo que él reprocha a los demás lo que él tal vez no hace, porque comenta los juicios y las resoluciones de la justicia. Yo creo que en esta materia uno tiene que tener consecuencia. Si le reprocha a otro no hacer comentarios él tampoco puede hacerlos. No me parece correcto que él asuma una determinada tésis, que mi juicio es completamente equivocado (...) Yo creo que nosotros tenemos que hacer un debido proceso y para ello todos tenemos que hacer una prescindencia de comentarlo".

Indicó que por ese motivo resolvieron no reunirse con el Primer Mandatario. "Esa fue la razón por la que nosotros quisimos demostrarle al país que lo que queremos es resolver los problemas, y que ir a pelear, a enojarse, a recibir o dar palabras duras no vale la pena", remarcó.

El senador Romero reiteró que no le parecía que "a través de amenazas o de agravios nosotros podamos resolver los tremendos problemas que hoy en día tenemos en Chile".

Sostuvo que "particularmente llama la atención que una persona de experiencia no tenga la suficiente tolerancia para escuchar los plateamientos, dar una respuesta adecuada y ponerse nervioso antes de tiempo, y decir que les va a decir tal o cual cosa como si fueran niños chicos que van a recibir una reprimenda".

Aseveró que espera que esto sea "simplemente un episodio porque nosotros creemos de verdad que estamos para resolver los grandes problemas. Creemos que hay que mirar las cosas con una visión nacional y también que es importante que todos le pongamos en acento a las cosas positivas y constructivas porque eso es lo que quiere el país".

Romero señaló que a su juicio "el país está demasiado entrampado, no sólo en lo político, sino también en lo económico y en lo social. Yo vengo de una gira intensa por el interior de mi región, donde encontré mucha angustia y desesperanza, pues el desempleo es mayoritario en algunas comunas".

El senador de RN dijo que espera que "la calma se produzca y haya de verdad un acercamiento importante y no simples imágenes que a veces sirven para crear una imagen de televisión, pero no para solucionar los grandes problemas, pues el país necesita recuperar un sentido de paz social y de cierre de la transición, que es a lo que aspiramos".

Al ser consultado por las declaraciones que hiciera el diputado Pablo Longueira en el sentido que los tribunales de justicia "pararan la chacota", Romero señaló que "uno no debe detenerse en las expresiones".

"Creo que en el sentido en que están dichas lo que quiso decir es que aquí la ciudadanía está advirtiendo que no se están cumpliendo las normas que el país se dio para intentar cerrar la transición, y para intentarlo yo creo que tenemos que hacer respetar las normativas reales y no crear ficciones jurídicas, pasando por alto una real ley de Amnistía o lo que es la prescripción en materia penal o los principios de pro reo", aseveró.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores