Lagos llamó a alianza estratégica ante desafío de la globalización

En un discurso ante la Asamblea Legislativa argentina, el Presidente chileno se refirió a la situación sudamericana en un orden mundial y llamó al país trasandino a unirse para enfrentar los desafíos de la globalización, aprovechando sus beneficios y evitando sus riesgos.

18 de Mayo de 2000 | 18:17 | EFE
BUENOS AIRES.- Chile y Argentina deben unir sus voces para explicar al mundo cuáles son los problemas sociales que agobian a América Latina en plena era de la globalización, dijo hoy en Buenos Aires el presidente chileno, Ricardo Lagos.

En un discurso ante la Asamblea Legislativa argentina, cuyos miembros le aplaudieron de pie a su ingreso a la sede del Parlamento y le despidieron con una larga ovación, Lagos habló de la situación sudamericana en un orden mundial dominado por una "única potencia política y militar".

Dijo que tanto Argentina como Chile hicieron "sus tareas" con programas de apertura económica que apuntaron a bajar la inflación, equilibrar los presupuestos y privatizar empresas estatales, pese a lo cual "nuestras sociedades siguen teniendo hoy profundas carencias".

"Tenemos menos pobres, pero la distribución de los recursos es hoy igual a la de diez años atrás", subrayó Lagos en uno de los pasajes más aplaudidos por los diputados y senadores de Argentina.

"Invito a la hermana República Argentina a formar una alianza estratégica que nos permita enfrentar los desafíos de la globalización, aprovechando sus beneficios y evitando sus riesgos", añadió de inmediato.

Lagos ratificó que para su país es "esencial" el entendimiento alcanzado con el Mercosur, el bloque regional que une a Argentina con Brasil, Paraguay y Uruguay en el extremo sur americano, con Chile y Bolivia como naciones asociadas en una zona de libre comercio.

Aludió entonces a las diferencias de aranceles comerciales que aparecen como la principal traba para el ingreso de Chile como socio pleno al Mercosur.

"Reducir al Mercosur a una discusión sobre aranceles es achatar nuestros sueños", señaló para remarcar su idea de ampliar las bases de la unión sudamericana a los campos político, social y cultural.

"Debemos mirar más allá -añadió-, mirar hacia una Carta Social, pensar en el fortalecimiento de los mecanismos de una concertación política".

Lagos estuvo acompañado en el Parlamento argentino por una delegación de ocho legisladores de su país y habló ante un recinto colmado y atento, que en varias ocasiones le interrumpió para aplaudir su mensaje.

El Jefe del Estado chileno también se mostró feliz por la era de integración que atraviesan ambos países después de haber estado a punto de ir a una guerra en 1978 por un conflicto limítrofe, cuando las dos naciones estaban bajo el imperio de gobiernos militares.

"Nuestros pueblos dejaron atrás esas horas oscuras, resolvimos todas nuestras diferencias en las fronteras, estamos en una nueva era sin recelos ni desconfianzas y las hipótesis de conflicto fueron desechadas para siempre", señaló.

También instó a avanzar en el proyecto de un corredor bioceánico y puso énfasis al decir que "Chile saldrá al Atlántico así como Argentina saldrá al Pacífico".

El tono ideológico del discurso de Lagos estuvo en sintonía con el de su anfitrión, el vicepresidente argentino, Carlos "Chacho" Alvarez.

"Debemos y vamos a salir juntos de una visión dominante, con pretensiones de única y con un sesgo fundamentalista, que a grandes rasgos nos decía que con sólo diluir el Estado, abrir nuestras economías, privatizar y descansar en el puro mercado nos íbamos a encontrar con sociedades más justas", expresó Alvarez.

"Hicimos gran parte de ese esfuerzo y hoy la realidad nos marca con crudeza que ese recetario, a veces simplista y otras veces dogmático, no nos devuelve espontáneamente un modelo de Nación o un proyecto de modernización capaz de garantizar igualdad de oportunidades a nuestros compatriotas", añadió.

Alvarez, del centro-izquierdista Frente del País Solidario (FREPASO), indicó que es muy "importante la asociación" de los países de la región para "ser escuchados e influir en la reformulación del todavía incierto orden económico y político internacional".

Antes de ingresar al Parlamento, Lagos se topó con una manifestación de unos treinta militantes de fuerzas izquierdistas que llevaban carteles con las inscripciones "Cárcel a Pinochet" y "Libertad a los presos políticos chilenos".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores