Agricultores y viñateros se oponen a construcción planta celulosa

Más de quinientos agricultores y habitantes de la región de Itata, a 500 kilómetros al sur de Santiago, protestaron hoy frente al palacio de La Moneda por la eventual instalación en la zona de la Planta de Celulosa Celco Arauco.

18 de Mayo de 2000 | 21:44 | EFE
Santiago.- Más de quinientos agricultores y habitantes de la región de Itata, a 500 kilómetros al sur de Santiago, protestaron hoy frente al palacio de La Moneda por la eventual instalación en la zona de la Planta de Celulosa Celco Arauco.

Los manifestantes declararon su total rechazo a la instalación de la industria pues consideran que esta provocará serios daños al cultivo vitivinícola del sector y a la agricultura en general.

Según indicaron los defensores del Valle de Itata, la construcción de la planta de celulosa dejaría a más de 9.000 trabajadores sin empleo.

Los agricultores y viñateros se entrevistaron en la tarde con la directora de la Comisión Nacional del medio Ambiente (CONAMA), Adriana Hoffmann, para exponer su situación y pedir que el organismo ratifique la resolución de su oficina regional, que rechazó la instalación de la planta.

El diputado Felipe Letelier pidió hoy al gobierno que respete la decisión de la Comisión Regional del Medio Ambiente, que en enero pasado por, 16 votos contra dos, rechazó el proyecto.

''Este proyecto es dañino para la zona de Itata, afecta a 70.000 personas, provocará daños incalculables al medio ambiente y a las viñas'', indicó el parlamentario.

El presidente del Instituto de Ecología Política, Manuel Baquedano, dijo por su parte que el proyecto consiste ''en la instalación de un complejo maderero en el que habrá una planta de celulosa blanqueada con cloro, lo que produce toxinas peligrosas en caso de escapes o filtraciones''.

Baquedano recalcó que existe un riesgo potencial de accidente pero también de ''contaminación de todo el viñedo, lo que hace imposible una actividad vitivinícola de exportación''.

El Complejo Industrial y Forestal Itata implica una inversión de 1.400 millones de dólares de la empresa Celulosa Arauco Constitución (Celco), filial de Copec, que abarca cuatro proyectos en uno.

Estos suponen una planta de trozado de madera con capacidad de producción de 1,2 millones de metros cúbicos anuales, un aserradero industrial, una planta de manufactura de producción y otra para la producción de 550.000 toneladas de celulosa kraft blanqueada con dióxido de cloro.

Esta planta es la que genera los mayores impactos ambientales, de acuerdo al Instituto de Ecología Política.

Según un informe del organismo, el Corema de la región de Arauco, al rechazar el proyecto, estableció que este contaminará las aguas del río Itata por las descargas industriales y provocará efectos irreversibles en la calidad del suelo.

También empeoraría la calidad del aire por emisiones gaseosas de tres toneladas diarias de dióxido de azufre, que expele un característico olor a huevo podrido.

El informe advierte que, bajo determinadas condiciones de humedad y aire, el dióxido de azufre en suspensión se precipita al suelo como lluvia ácida.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores