Lagos reafirmó autonomía judicial y anunció reformas

Hablando ante el Senado y la Cámara de Diputados, en su primer mensaje al Congreso Pleno desde que asumió la presidencia el pasado 11 de marzo, el mandatario señaló que "es obligación de todos los ciudadanos de Chile acatar las decisiones judiciales".

21 de Mayo de 2000 | 20:23 | Agencias
Más información
  • Discurso presidencial del 21 de mayo
  • SANTIAGO.- El Presidente de la República Ricardo Lagos reafirmó este domingo que no intervendrá en las decisiones de los tribunales, que estudian el desafuero del senador vitalicio Augusto Pinochet.

    Hablando ante el Senado y la Cámara de Diputados, en su primer mensaje al Congreso Pleno desde que asumió la presidencia el pasado 11 de marzo, el mandatario señaló que "es obligación de todos los ciudadanos de Chile acatar las decisiones judiciales".

    "En esto no debe haber excepciones!", afirmó en tono categórico, en medio de un prolongado aplauso de los legisladores.

    Las palabras del Mandatario, pronunciadas en presencia de los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas que concurrían a la solemne sesión del Congreso, fueron interrumpidas desde las tribunas de la sala por un pequeño grupo de mujeres partidarias del general Pinochet.

    "íViva Chile y Pinochet!", gritó una de las cuatro manifestantes, que fueron desalojadas por la policía desde el Salón de Honor del Parlamento, mientras Lagos continuaba su intervención.

    El juicio de desafuero de Pinochet, para privarlo de su condición de senador vitalicio y enfrentarlo a más de un centenar de querellas criminales, se reanudará el próximo miércoles en la Corte de Apelaciones de Santiago.

    La oposición pidió en los últimos días "una salida política" para alcanzar "el fin de la transición" a la democracia.

    Pero Lagos, sin nombrar a Pinochet, descartó esa salida en su mensaje, difundido por radio y televisión desde la sede del Parlamento en Valparaíso, 100 km al oeste de Santiago.

    "Yo comprendo las aprensiones que deben sentir algunos grupos e instituciones por ciertas investigaciones o resoluciones judiciales en curso", señaló el Mandatario, en indirecta alusión a la oposición y a los altos mandos militares, que también manifestaron su inquietud por la suerte de Pinochet.

    "Pero quiero decir hoy, con meridiana claridad, que mi Gobierno no interferirá en las decisiones de los tribunales de justicia, porque ello atentaría contra las bases de la república", proclamó Lagos.

    "El fin de la transición parte por aceptar este principio y no por vulnerarlo", precisó.

    En esta perspectiva, Lagos insistió en que planteará una reforma global a la Constitución Política que dictó Pinochet, para eliminar los cargos de senadores designados y vitalicios, sin haber sido elegidos por votación popular, y restablecer la facultad presidencial de nombrar y remover a los jefes de las Fuerzas Armadas.

    "En mi discurso del 11 de marzo en la Plaza de la Constitución señalé que sería un Presidente de todos los chilenos, de civiles y de militares", recordó, al evocar el día en que asumió la conducción del Gobierno.

    "Con ello quise simbolizar el respeto que el poder político guarda por las Fuerzas Armadas, que a él se subordinan. En esta solemne ocasión quiero reiterar esa voluntad", declaró.

    Siete grandes reformas

    El Presidente también anunció hoy que su gobierno impulsará siete grandes reformas para iniciar "una nueva época" en: tecnología, salud, trabajo, en el sector fiscal, políticas, de la comunidad y del Estado.

    Al respecto, el jefe de Estado sostuvo que "si ahora Chile no emprende una nueva ola de reformas que lo pongan a la altura de los cambios que mueven el mundo actual, corre el riesgo de quedarse atrás".

    Lagos dijo que "el nuestro será el gobierno de las reformas".

    Expresó que en primer lugar "vamos a reformar el sistema de salud para tener una atención digna y solidaria".

    En segundo término, "reformar las políticas de acceso a las nueves tecnologías de la información para entrar de lleno al mundo global".

    Tercero, "llevar a término las reformas que modernicen el mundo laboral para tener buenos trabajos".

    Cuarto, "realizar una reforma fiscal para disponer de un horizonte de mayro progreso y estabilidad".

    Quinto, "proponer las reformas democrática que necesita una constitución en armonía con el siglo XXI".

    Sexto, "emprender reforma integral del Estado incluyendo una mayor descentralización".

    Y séptimo, "realizar una gran reforma de las ciudades para mejorar la integración y la convivencia".

    En este sentido, dijo que tres son los pilares de estas reformas: Abrir las puertas al desarrollo; integrar al país a todos los chilenos, promoviendo la participación, y expandir la cultura y la ciencia a la comunidad.

    En la salud, dijo que buscará crear un sistema que proteja los derechos y las garantías de los pacientes. "Haremos la reforma con los trabajadores de la salud y no contra ellos. Por esto les propondremos una alianza estratégica que asegure su desarrollo profesional y, mejore sus condiciones de trabajo y remuneración", sentenció.

    En el ámbito tecnológico, destacó el establecimiento de políticas de acceso a nuevas tecnologías de la información para ingresar de lleno al mundo global.

    En cuanto al aspecto laboral anunció que antes de septiembre enviará al Congreso una ley que institucionalice el Consejo de Diálogo Social, "instancia de concertación social orientada a aunar criterios y sumar esfuerzos para llevar el nuevo progreso y a todos los rincones y hogares del país".

    En lo político se pretenderá contar con una Constitución en armonía con el siglo XXI con una reforma intregral al Estado, incluyendo una mayor descentralización y la reforma de la ciudad destinada a mejorar la integración y convivencia.

    El jefe de estado indicó que estas siete reformas se sumarán a las dos que ya están en marcha: la de justicia y la educación.

    En material judicial Lagos dijo "mi gobierno seguirá avanzando con la hitórica reforma judicial iniciada en la administración del presidente Frei y confiamos completarla en todos sus aspectos penales durante el sexenio e iniciar una profunda transformación de la justicia civil, económica y local para aminorar la excesiva judicialización del sistema, entregando respuestas más rápidas a las personas y haciendo a su vez un uso más eficiente de los recursos".

    Al referirse al tema de los derechos humanos fue enfático en señalar: "!Los hijos de Chile que están desaparecidos no pueden seguir en esa condición! Cuando superemos esa situación estoy seguro que estarán dadas las condiciones para cerrar las heridas del pasado".

    El Mandatario también se refirió a la situación de los pueblos indígenas, indicando que promoverá una reforma constiucional para el reconocimiento de los pueblos indígenas y la creación de una Comisión Verdad Histórica.


    Finalmente el jefe de estado manifestó su deseo trabajar estrecha y lealmente con el Congreso Nacional y la seguridad de "sacar adelante las reformas que debemos emprender para entrar con fuerza al nuevo siglo, ampliando los derechos de todos y cada uno de nuestros compatriotas".
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores