Marchas a favor y en contra de Pinochet tras su desafuero

Una marcha en respaldo al desafuero del senador vitalicio Augusto Pinochet fue protagonizada la noche del miércoles por unas 500 personas por las calles del centro de Santiago. A la misma hora, una caravana de automóviles se desplazaba hacia la residencia de Pinochet para expresarle su respaldo y solidaridad.

24 de Mayo de 2000 | 22:07 | AFP
SANTIAGO. - Una marcha en respaldo al desafuero del senador vitalicio Augusto Pinochet fue protagonizada la noche del miércoles por unas 500 personas por las calles del centro de Santiago, exigiendo el juicio al general de 84 años por los crímenes atribuidos al régimen que encabezó entre 1973 y 1990.

"íQue la justicia juzgue y castigue a los culpables!", rezaba una pancarta que levantaba un grupo de mujeres y jóvenes de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, mientras se apreciaban algunos lienzos de la Central Unitaria de Trabajadores, banderas chilenas y del Partido Comunista, según observó la AFP.

"!Juicio a Pinochet!" y "Ni olvido ni perdón, Pinochet al paredón", eran los gritos que voceaban los manifestantes, en medio de las pancartas y el ruido de tambores que invadía el casco central de Santiago.

Pese a lo combativo de los gritos, la marcha se desarrolló en completo orden por la principal Alameda de Santiago, en medio del intenso tráfico vehicular.

El martes, la Corte de Apelaciones de Santiago aprobó el desafuero parlamentario de Pinochet, trámite previo para que enfrente más de un centenar de querellas que investiga el juez Juan Guzmán Tapia por violaciones a los derechos humanos.

Un fuerte contingente de la policía militarizada de Carabineros acompañó a los manifestantes que partieron desde la céntrica Plaza Italia, para pasar a unos 100 metros del palacio presidencial de La Moneda y del edificio de las Fuerzas Armadas en dirección al sector de Los Héroes, distante unas cinco cuadras de la sede gubernamental.

A la misma hora, una bulliciosa caravana de decenas de automóviles se desplazaba hacia la residencia de Pinochet, en el sector de La Dehesa al oriente de Santiago, para expresarle su respaldo y solidaridad, convocados por la Fundación Pinochet.

Haciendo sonar sus bocinas, con banderas chilenas y blandiendo letreros con el rostro del general, sus partidarios llegaron a las cercanías de su mansión donde vocearon su grito de guerra: "íViva Chile, Pinochet!".

Ambas manifestaciones se realizaron después de la reunión que sostuvo el presidente Ricardo Lagos con el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y el ministro de Defensa, Mario Fernández, tras la cual el gobernante volvió a pedir tranquilidad a los detractores y partidarios del general Augusto Pinochet.

Entretanto, el comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Izurieta, visitó por la tarde a Pinochet, pero al retirarse de la residencia no formuló declaraciones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores