Gobierno entregará 50 mil hectáreas a minorías indígenas

El Presidente Lagos les exigió respetar el estado de derecho, especialmente a los mapuches que hostigan con violencia a las empresas madereras.

31 de Mayo de 2000 | 16:09 | AP
SANTIAGO.- El Presidente Ricardo Lagos anunció hoy la entrega de tierras y dinero a las minorías indígenas, pero les exigió respetar el estado de derecho, especialmente a los mapuches que hostigan con violencia a las empresas madereras.

Lagos hizo el anuncio en el palacio presidencial de La Moneda, en una ceremonia con representantes de los distintas etnias de mapuches, aymaras y pascuenses, que alcanzan a 1,1 millón de personas dentro de los 15 millones de chilenos.

"Todos formamos parte del Estado de Chile y esto significa deberes y derechos para todos, por muchos que sean los años en que se ha faltado el respeto de los derechos de ciertos sectores", dijo el mandatario.

"La integración sólo es posible dentro de las normas de convivencia que emanan del estado de derecho", dijo.

Lagos anunció 16 medidas concretas en favor de los indígenas, mayoritariamente mapuches, que viven en reducciones aisladas en el sur, en la extrema pobreza y rodeados de una comunidad que a menudo los discrimina.

Al asumir en marzo, Lagos les prometió la entrega de 150.000 hectáreas durante su mandato de seis años, y hoy anunció que 50.000 de ellas las recibirán antes de diciembre del 2001.

Señaló que visitará las zonas de mayor conflicto, en el sur, donde desde hace un par de años se registran constantes roces y choques entre mapuches y trabajadores de grandes empresas madereras que explotan tierras que los mapuches consideran suyos, porque pertenecieron a sus antepasados.

"No podemos impedir el desarrollo de Chile por grupos muy reducidos, pero tampoco podemos imponerle a grupos muy reducidos, bajo el pretexto del desarrollo de Chile, condiciones inaceptables para ellos", afirmó Lagos.

El Mandatario aludió a la paralización de las obras del multimillonario proyecto hidroeléctrico Ralco, 500 kilómetros al sur, a causa de la oposición de familias mapuches y de ambientalistas.

Las obras, que una vez terminadas significarán un aumento del 18% del suministro eléctrico, contemplan una inversión de 568 millones de dólares, de los cuales ya se han invertido poco más de 150 millones.

Además de las tierras, se entregará a 10.000 familias indígenas un subsidio de 192 dólares para la compra de semillas, y serán capacitadas en el cultivo de los terrenos. Los mapuches son un pueblo eminentemente recolector de lo que la naturaleza les da, sin realizar labores agrícolas.

A los aymaras del norte se les regularizarán los derechos de agua y se les instruirá en su mejor aprovechamiento, por tratarse de una zona marcadamente árida.

Además se formará una Comisión de Verdad Histórica que se preocupe impulsar el respeto a las minorías y busque consensos para solucionar sus problemas.

Fernando Leniz, dirigente de los madereros, ofreció cooperar con la comisión y elogió la insistencia de Lagos en buscar soluciones a través del diálogo, sin enfrentamientos.

Las medidas anunciadas por Lagos en una carta abierta a las minorías étnicas son producto de una comisión que creó al comienzo de su régimen.

Poco después, el gobernante se trasladó hasta un suburbio pobre del sur de Santiago donde plantó el primer árbol de lo que será el "Parque de los Pueblos Originarios", que en nueve kilómetros cuadrados tendrá 150 árboles originarios, cuatro rucas con un museo-restaurante de comidas tradicionales y una casa de huéspedes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores