Armada construirá cuatro fragatas en diez años

También se está estudiando la posibilidad de construir las fragatas en conjunto con otras naciones, entre ellas Argentina, habiendo ya tomando contacto con la superioridad naval de ese país, según se informó.

07 de Junio de 2000 | 11:51 | Orbe
SANTIAGO.- La Armada chilena informó hoy que no construirá en sus propios astilleros, como estaba previsto, ocho fragatas, sino sólo cuatro en los próximos diez años.

En su presentación ante la respectiva comisión del parlamento, el comandante en jefe de la marina chilena, almirante Jorge Arancibia, dijo que la Armada repotenciará las fragatas "Lynch" y "Condell".

Esos buques serán dotados de nuevos motores, lo que facilitará su continuidad como unidades pese a que ya tienen 32 años desde su botadura al mar y han cumplido su vida útil.

El diputado Francisco Huenchumilla dijo que la renovación de los buques de la Armada "debería alcanzarse en el plazo prudente de 10 años, pero dependerá de la autoridad política".

Arancibia estudia también la posibilidad de construir las fragatas en conjunto con otras naciones, entre ellas Argentina, habiendo ya tomando contacto con la superioridad naval de ese país, según se informó.

El "proyecto Tridente" formulado por la marina chilena data de 1998 y pretende reemplazar los doce buques, entre los cuales el "Lynch" y "Condell", que superaron con creces su vida útil.

Inicialmente se indicó que los doce buques serían reemplazados por ocho fragatas multipropósito de 3.500 toneladas equipadas con helicópteros pesados, misiles antiaéreos y antibuque de última generación.

Pero ahora la Armada, en vista del alto costo del proyecto, lo redujo a cuatro fragatas y repotenciará la "Lynch" y "Condell".

Huenchumilla dijo que en la construcción de naves en Chile "se ponderan elementos económicos, financieros, tecnológicos y de eficiencia. Las nuevas fragatas reducirán simultáneamente sus costos de fabricación y el número de hombres porque serán reemplazados por la tecnología".

Las fragatas se construirán, con un costo estimado en cien millones de dólares, en los Astilleros y Maestranzas de la Armada (ASMAR), en el puerto de Talcahuano, 530 kilómetros al sur de Santiago.

Ese hecho otorgaría un efecto reactivador de la economía de esa ciudad por los próximos diez años en que se fabricarán las fragatas, un hecho muy importante porque "nuestros buques están obsoletos y el plazo prudente para reponerlos es de aquí al 2010", según acotó el oficialista diputado democristiano Huenchumilla.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores