Cardemil llama al gobierno a salvar la agricultura

El presidente de RN, diputado Alberto Cardemil, señaló hoy que "si el gobierno le quiere salvar la pega al ministro de Agricultura debe poner a trabajar a los servicios públicos que les corresponde controlar adecuadamente la entrada de alimentos al país, y salvar la agricultura".

10 de Junio de 2000 | 14:55 | UPI
SANTIAGO.- El presidente de RN, diputado Alberto Cardemil, señaló hoy que "si el gobierno le quiere salvar la pega al ministro de Agricultura debe poner a trabajar a los servicios públicos que les corresponde controlar adecuadamente la entrada de alimentos al país", para salvar la agricultura.

Cardemil agregó que a su partido no le interesa "la cabeza del ministro (Jaime) Campos por el ministro sino porque está haciendo las cosas mal". El legislador coincidió en las críticas realizadas por senadores de derecha, en días pasados, en que respecto al ingreso de alimentos a Chile existe una verdadera "ley de la selva", pues ni las aduanas ni el Servicio Agrícola Ganadero ni el Servicio de Impuestos Internos trabajan coordinados para impedir que se vulneren las reglas que protegen al país.

En este sentido, el legislador de derecha llamó al gobierno a ordenar "un estricto control sanitario en todos los puertos de ingreso de mercaderías o personas a Chile", sean los alimentos vegetales, animales o sus derivados.

Además enfatizó que "necesitamos un gobierno que no menosprecie a la agricultura, que defienda a los productores y consumidores nacionales, con una actitud enérgica, de control de los alimentos que nos llegan desde afuera".

Ello debido a que según el diputado Carlos Caminondo, los ganaderos y lecheros de la zona están siendo afectados porque el precio interno de estos productos es más caro que los importados, fenómeno que se produce debido a las malas "negociaciones realizadas al ingresar al Mercosur".

A juicio de Caminondo esta situación no sólo afecta a los productores y genera cesantía sino que además perjudica a los consumidores que acceden a productos de menor calidad, puesto que nadie controla que las carnes que ingresan a Chile cumplan con los requisitos exigidos a los productores nacionales.

Respecto a la leche importada, Caminondo explicó que en sus países de origen en Europa y Estados Unidos es subsidiada en un 63 y un 43 por ciento, respectivamente, frente a lo cual no pueden competir los productores chilenos.

Es por ello que el legislador, a nombre de los agricultores y ganaderos de las regiones afectadas, reclama al presidente Lagos que cumpla "las ofertas que hizo en el sur del país para resolver los problemas de los agricultores y de los productores de ganado y leche".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores