Se firmó acuerdo de mesa de diálogo

En las próximas horas, el ministro de Defensa, Mario Fernández, entregará el consensuado documento que resolverá la situación legal de los detenidos desaparecidos. "Es un tributo a todos los chilenos y chilenas que han sufrido durante nuestras últimas décadas como nación", dijo.

13 de Junio de 2000 | 07:11 | Agencias
Antecedentes
">
  • Declaración de la Mesa de Diálogo sobre Derechos Humanos
  • Cronología de la Mesa de Diálogo
  • Integrantes y objetivos de la mesa

  • Reacciones
  • Salazar: "Hay que trabajar con las FF.AA."
  • La visión de Pérez Yoma
  • Zaldívar: "Nos prestigia ante el mundo"
  • Lavín: "Primer paso para cerrar el pasado"
  • Las voces del histórico abrazo
  • Interior alaba "actitud" de mesa
  • Fasic: "Se rompe la cadena del silencio"
  • Foro
  • Envía tu opinión

  • SANTIAGO.- La mesa de diálogo establecida por el gobierno chileno el pasado agosto llegó hoy, martes, a un acuerdo para esclarecer el destino de los detenidos desaparecidos y a una visión compartida sobre la crisis que dio origen a la dictadura militar, en 1973, informaron fuentes oficiales.

    El punto central del documento aprobado esta madrugada es el logro de un mecanismo que permitiría conocer la información necesaria sobre los detenidos desaparecidos. En el manejo de este mecanismo, el Ejército jugará un papel central.

    El documento fue afinado en una maratoniana reunión que se extendió por espacio de once horas y que concluyó a las 3.00 de hoy (9.00 GMT).

    Durante el transcurso del encuentro, los representantes de las Fuerzas Armadas se comunicaron por lo menos una vez con sus respectivos comandantes en jefe a fin de conseguir ''luz verde'' para el acuerdo, informó esta mañana un testigo en el edificio Diego Portales, donde se realizó la reunión.

    El representante del Ejército, general Juan Carlos Salgado, dijo que el acuerdo será una gran contribución a un esfuerzo nacional para el reencuentro, la paz nacional, la convivencia y finalmente para la unidad nacional.

    ''Siempre esto ha sido nuestro objetivo'', subrayó.

    Una de las más de veinte personas que integraron esta instancia de discusión histórica, la abogada de derechos humanos Pamela Pereira, cuyo padre aparece en la lista de desaparecidos, declaró que este logro no significa un acuerdo de punto final.

    El ministro de defensa, Mario Fernández, se comunicó esta madrugada por teléfono con el presidente chileno, Ricardo Lagos, para comunicarle que se había logrado un acuerdo final.

    Fernández, antes de concluir el trabajo de la Mesa de Diálogo, rindió un caluroso homenaje a su amigo y ex ministro de Defensa, Edmundo Pérez Yoma, quien fue el creador de esta instancia en septiembre del año pasado.

    ''La tarea que hemos realizado, especialmente en el día de hoy, es un tributo no sólo a nuestro país, también es un tributo a todos los chilenos y chilenas que han sufrido durante nuestras últimas décadas como nación'', declaró Fernández a la prensa.

    Agregó que este trabajo se hizo también ''en tributo a todos quienes han sufrido y en tributo al futuro, a las nuevas generaciones que merecen vivir en un país en paz y reconciliado. Por eso ha trabajado este grupo de chilenos y ha logrado este documento''.

    Los puntos del documento, que se mantienen en absoluto secreto, serán dados a conocer en las próximas horas y no se descarta que sea el propio mandatario quien lo haga en un mensaje por cadena nacional de radioemisoras y televisión.

    El documento será recibido por Lagos esta mañana en el Palacio de La Moneda.

    La Mesa de Diálogo fue la primera instancia de discusión sobre el sensible tema de la violación de derechos humanos durante el régimen militar, en la que se juntaron militares, abogados de derechos humanos, intelectuales y especialistas en la materia.

    No participaron, sin embargo, ni la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos ni tampoco los partidos políticos, que expresaron ''no creer en una mesa de diálogo mientras no se sepa algo concreto sobre los desaparecidos''.

    El Partido Comunista, una de las organizaciones que tuvo más pérdida de vidas humanas durante la dictadura, estuvo también en contra de esta instancia por temor a que pueda elegirse la vía de la impunidad para Pinochet y numerosos otros militares retirados que están implicados en violaciones de derechos humanos.

    La oposición de derechas se mostró siempre escéptica frente a la Mesa de Diálogo, especialmente en las últimas semanas.
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores