Salazar: "Hay que trabajar con las FF.AA."

El abogado dijo no entender las críticas del Partido Comunista al acuerdo, porque "cualquier posición excluyente no ayuda a los derechos humanos". En tanto, Gladys Marín, secretaria general del PC, aseguró que la mesa de diálogo "es un mecanismo inconducente para encontrar verdad y justicia".

13 de Junio de 2000 | 16:27 | El Mercurio Electrónico
Antecedentes
  • Declaración de la Mesa de Diálogo sobre Derechos Humanos
  • Cronología de la Mesa de Diálogo
  • Integrantes y objetivos de la mesa

  • Reacciones
  • La visión de Pérez Yoma
  • Zaldívar: "Nos prestigia ante el mundo"
  • Lavín: "Primer paso para cerrar el pasado"
  • Las voces del histórico abrazo
  • Interior alaba "actitud" de mesa
  • Fasic: "Se rompe la cadena del silencio"
  • Foro
  • Envía tu opinión

  • SANTIAGO.- El abogado Héctor Salazar, partícipe de la mesa de diálogo, valoró la disposición del mundo castrense para avanzar en la verdad de los detenidos desaparecidos, como lo estipula el acuerdo.

    "Creo que algo está pasando en el país y ojalá que siga pasando hacia adelante. Y todo esto que está pendiente pueda resolverse y podamos entregar a los familiares los restos (de sus seres desaparecidos) y que la justicia haga su trabajo. Que mejor que la principal ayuda provenga de las Fuerzas Armadas. Creo que es muy importante trabajar con ellos y no contra ellos".

    Sobre las críticas del Partido Comunista al documento, el profesional defensor de derechos humanos dijo: "Me cuesta entender la posición de ellos, pero acepto que puedan tener una visión discrepante. Creo que, tratándose de un partido político, indudablemente las variables con que miden y evalúan estos acontecimientos están cruzadas por las tensiones políticas que, necesariamente, se dan en una sociedad".

    Y agregó: "No reniego de la política. Yo soy político pero en estos 30 años siempre he tenido como aprendizaje y lección en que tocándose de derechos humanos, nosotros debemos abrirnos al máximo e incorporar el tema a todos los chilenos, por algo son derechos humanos si no serían derechos de alguien en particular. En ese sentido, cualquier posición excluyente no ayuda a los derechos humanos".

    Sobre las modificaciones legales necesarias para la entrega de información por parte de miembros de las FF.AA., Héctor Salazar planteó que se requiere una: "Dotar a las instituciones militares y morales que van a recopilar información del secreto profesional. Darles la posibilidad de que puedan recoger la información que nos está faltando y no estar obligado a revelar su fuente de información. Eso no tiene nada que ver con lo que los tribunales tienen que llevar a cabo en su investigación".

    NO HAY VERDAD

    La secretaria del PC, Gladys Marín, rechazó tajantemente el acuerdo porque es "una mesa excluyente, que no representa a todos los sectores sociales y políticos, y sobre todo al mundo de los derechos humanos. Para poder avanzar en la reconciliación se necesita saber la verdad".

    Según la dirigente comunista, las FF.AA. no van a "entregar antecedentes porque han pasado veintitantos años y no los entregaron. Cómo es posible que se le entregue a las Fuerzas Armadas la atribución de recoger la información y ellos procesarla".

    "Para mí la mesa de diálogo es un mecanismo inconducente para encontrar verdad y justicia", concluyó.
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores